miércoles, 16 de diciembre de 2009

Dedicatoria.

Esta entrada va con dedicatoria....

- A todos los que te mandan un mensaje de Buenas Noches.

- A todos los que te dejan Salir antes de Entrar.

- A todos los que lloran con una película.

- A todos los que te llaman para felicitarte el Cumpleaños.

- A todos los que van a ver lo que tú quieras simplemente por verte feliz.

- A todos los que te saludan al conectarte, en vez de esperar a que tú lo hagas.

- A todos los que te han traído el desayuno a la cama.

- A todos los que dicen que no tienen más hambre para dejarte el último trozo.

- A todos los que saben dar las Gracias y pedir Perdón.

- A todos los que te han abrazado.

- A todos los que dicen TE QUIERO con todas sus letras.


- A todos los que saben que, realmente, el AMOR existe.

martes, 15 de diciembre de 2009

El miedo mueve el mundo.

Sé que muchos de nosotros decimos:

- No sé hacer globos de chicle.

- No sé silbar.

- No sé escribir poesía.




Bueno, propongo una cosa. ¿Por qué no perder el miedo y hacerlo? ¿Por qué siempre tenemos miedo, sea a lo que sea? El miedo, al igual que el amor, es lo que mueve el mundo. Pero habría que empezar a atreverse a hacer las cosas.

Yo, por ejemplo, nunca he escrito una poesía. Pues me he animado. Se me da de pena. Pero lo he intentado.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Problemas de una mente creativa.

Estoy plenamente convencido que la felicidad no estimula la creatividad.


Dicho esto, una vez que lo piensas friamente dices: vaya putada. Osea, hay que estar triste para sacar lo mejor de ti.

Bueno, no necesariamente. Pero cuando somos felices... es difícil escribir sobre otro tipo de situaciones. Es como tener pareja. ¿Se puede escribir sobre el desamor cuando uno está felizmente enamorado? Difícil imaginárselo.
Pues eso suele ocurrir: el estado de máxima creatividad va unido a un estado de soledad o depresión. Nuestro cerebro es cuando libera mayor dosis de imaginación (y no toda tiene porqué ser deprimente, ¿eh?)


Alguien me dijo que mi visión del mundo era muy deprimente, y que tendía ver todo lo malo. Y alguien me dijo tiempo atrás que era un chico iluso e inocente que seguiría chocando una y otra vez contra la misma ventana cerrada.

Mira, como las moscas.

¿Qué sois vosotros, qué somos todos?

¿Es igual la creatividad como el amor? ¿Tenemos que estar tristes para disfrutar de él plenamente, nos ciega la felicidad?

domingo, 13 de diciembre de 2009

Amor adolescente.

¿Existe realmente el romanticismo?

Está claro que murió hace tiempo. Y vivimos una evolución de éste. Mucha gente necesita un amor que no signifique nada. Y cuando encuentras ese amor, es cuando significa todo.

No hay que buscar constantemente el amor perfecto, que nos complete, que nos haga sentir uno. Tampoco digo dejar de buscar, porque sentarse a esperar a que llegue... realmente sólo sirve para ver lo mal que está el mundo. Y supongo que todos preferimos vivir en la mentira de que el mundo no es cruel.

Y es cuando pienso que qué buenos eran los amores adolescentes... esa sensación de morbo, de primera vez, de nervios...

Esa sensación de derretirse cuando te besaba.

Esos nervios de que alguien te pillara.

Esa sonrisa que se te quedaba en la cara cuando ibas a casa.




Todos necesitamos una dosis de ese amor adolescente, con besos en el portal.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Orgullo y pasar.

Hoy en día, todos tenemos orgullo.

Todos somos orgullosos. El problema es que lo somos cuando no tenemos que serlo... y lo dejamos en la basura cuando realmente lo necesitamos.

Le he escrito 3 mensajes, voy a escribirle otra vez.

Tío, ten un poco de orgullo y espera a que te conteste.


La técnica del siglo XXI es pasar. Cuanto más pases, más enamoras. Y esto es tan cierto como que cuando tienes pareja, todas las personas que no te hacían caso antes, te volverán a hablar. Nadie sabe el porqué exacto de esto... puede ser que porque nos atrae aquello que no está a nuestro alcance:

- 1 millón de euros

- Convertir el agua en gasolina

- Una casa de mas de 90 metros cuadrados

- Alguien que tiene novio ( o a su novio en su defecto)


Pero no toda la gente que pasa es porque tiene más orgullo que nadie, o porque piensa que pasando, la otra persona se interesará más. La gente PASA porque es así de desconsiderada.

La educación últimamente brilla por su ausencia.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Mal del mundo.

No me digas guapo, porque pienso que quieres ligar conmigo y me frena, ¿sabes?

Vale, te llamaré feo a partir de ahora.


Todos somos egocéntricos de por sí. Si no, ya sabéis que no existirían blogs, fotologs y demás... ¿no? Queremos que nos vean y que nos reconozcan lo guapos que somos (En el caso del fotolog). Pero ese egocentrismo hay veces que acaba mal. Y pensamos que todos están hablando de nosotros cuando hablan, o que todo el mundo está pendiente de lo que hacemos.

Y que triste es cuando te das cuenta de que no es así y realmente estás solo.


Pero hay que saber diferenciar. Realmente, la gente importante la puedes contar con los dedos de una mano (la verdaderamente importante). Y los demás, bueno... ahí están.

Las redes sociales dan falsa imagen, falsas esperanzas. De hecho, todo es falso en ellas. Es muy difícil hacer un buen amigo a través de este tipo de cosas.... pero, a veces, encuentras a gente. Y esa gente merece la pena. Hay que saber buscar también, ¿no?


El mal del mundo es arrimarse a la gente que no te conviene.

martes, 3 de noviembre de 2009

Cosas que odio (y odia la gente)

Que, cuando llueve, la gente con paraguas camine por debajo de los techos.

Que la gente diga VES del verbo IR en vez de VE.

Que la gente diga q no le pasa nada cuando es evidente que le pasa algo.

Que haya personas continuamente enfadadas por algo.

Que haya padres que crean todo lo que les dicen sus hijos y les consientan todo.

Que la gente diga que NO cuando quiere decir que SÍ.

Que haya personas que les gusta Michael Jackson ahora, simplemente porque está de moda.


Y así una larga lista...

Pero es más larga la lista de cosas que me gustan.

domingo, 18 de octubre de 2009

Insulto.

¿Os habéis planteado que, cuando nos insultan, somos nosotros los que provocamos ese insulto?

Sí, siempre nos enfadamos y ofendemos pero... si no han llamado gilipollas, nos han dicho vete a la mierda o, un simple y llano mamón... ¿no hemos sido nosotros los que lo hemos provocado, los que hemos hecho algo para que nos insulten?


Nadie reflexiona en ello, ninguno lo hacemos.

Y no voy a decir que lo hagamos, porque no es 100% así. Yo no digo cómo vivir la vida. Simplemente cuento cosas que nos pasan a todos y doy mi opinión sobre ello.


La opinión es como los culos. Todo el mundo tenemos uno.

Estrategias.

¿Una monería?


Sí.... hay que gente que es así de principio a fin. Hay personas que no sirven para estrategias. ¿Les apetece llamar? Pues llaman. ¿Les apetece quedar? Pues quedan.

Pero no están todo el rato:

Uy, si no le llamo, él va a acabar llamándome.

Si le digo "hola, qué tal", me contestará "pues cual" y entonces yo tendré que decir "pascual" para que él me diga "fatal".


Sí, definitivamente hay gente que no es capaz de hacer estrategias. Prefiere hacer lo que le apetece sin estar pensando cada minuto que debe hacer condicionado por lo que pensará la otra persona...


Aunque, como ya dije en otra entrada hace tiempo, todos vivimos condicionados. Y envidio a la gente que no.
¿Es lo correcto estar haciendo "estrategias" continuamente? ¿Es el amor un juego de rol, una guerra que hay que planificar y tener cuidado con cada paso que das?


Hay veces que sueño que soy coronel.

¿Coronel? ¿Y eso?

Soy un experto en estrategias. Juego al Risk todos los días, a todas horas.

¿Y por qué no, simplemente, tiras los dados y ya está?

miércoles, 14 de octubre de 2009

Hacer "algo" de la vida.

Conocía a un chico.

Me hizo ver que la vida se acaba, se puede terminar de golpe. Hay que aprovechar cada momento.

Sé que suena a sermón barato. Lo sé. Ahora esperaréis que diga: "No perdáis el tiempo. Si la mitad de horas que estáis en internet haciendo nada, hicierais tal y cual..."

No. Hay gente que se pasa horas delante de internet. ¿Y? Si eso les hace felices, adelante. Lo único que importa, al fin y al cabo, es ser feliz e intentar que los que te rodean lo sean también.


Parece sencillo. Y lo es. Porque el ser humano es experto en buscarse obstáculos. Nosotros nos ponemos las dificultades. ¿Por qué nos empeñamos en hacernos todo tan difícil?


El chico del que habló murió el otro día. Tenía 19 años. Fue a dormir y no despertó. Tantos sueños, tantas aspiraciones... se quedaron en su sueño.

Desde que lo he sabido, quiero hacer de mi vida algo. Y no dejar que caiga en la nada.


**Reflexión acerca de la conversación entre V.H. y yo**

lunes, 12 de octubre de 2009

Conversaciones

A partir de la próxima actualización, las nuevas entradas serán conversaciones entre una persona y yo acerca de cualquier tema.



¿Alguien se apunta?

domingo, 11 de octubre de 2009

Dextrocardiaco (II parte)

En el jardín había grupos de gente. De hecho, la fiesta se identificaba por eso: todo eran grupos de gente. ¿Teníamos miedo a unirnos al resto? ¿Acaso las personas no somos seres sociales después de todo, que siempre tenemos que ir con nuestro grupo? Una fiesta nace para unir a gente, o porque la persona que lo celebra busca una aceptación que no ha conseguido por otras vías. Pero ésta no era el caso, la verdad. Mi amigo organizaba la fiesta. Y me gustaba ser su amigo, porque me hacía sentir importante: en cierta manera, yo le había ayudado a preparar todo.

Y, claro está, ya me encargué de hacérselo saber a él. Realmente no sé muy bien con qué intención, pero quería que me considerase alguien interesante, amigo de sus amigos, y qué coño, alguien fiestero y divertido, aunque no se acercase mucho a mi definición. Mi amigo se fue a buscar a alguien en el interior de la casa. Puede que hubiera captado todas mis miradas o, simplemente, no estaba lo suficientemente borracho como para darse cuenta que sobraba.

¿Has oído Dream On?

¿Dream On? Me suena un montón, pero no sé de qué.

Mentira. No me sonaba de nada. No sabía si era un grupo, una canción, o qué diablos. Y tampoco parecía importarle a él. De hecho, creo que incluso fue una pregunta retórica. O, más aún, la típica pregunta que hacemos para poder iniciar un tema que nos gusta, aunque a la otra persona no le interese o le da igual.

Es una canción de Aerosmith. Año 1973. Su primer single. Es una canción que te empapa, que te llena, que...

Bueno, te haré caso y la oiré entonces.

Sabía que cuando acabase la fiesta, ya no iba a ser igual. Esta era una noche de esas que recuerdas, y luego te da rabia no haber conseguido más, que se acabe. Sus ojos eran verdes, como los míos. Se aburría, lo sé. Pero no podía estar dándole conversación continuamente. No sabía qué contarle. ¿Tendría que empezar a proponerle planes posteriores a la fiesta, para así poder atarle, aunque fuera a corto plazo?

¿Mañana qué vas a hacer?

Eh, dicen que vayamos a algún sitio en vez de seguir aquí (voz de mi amigo)

¿A las 4 de la mañana?

Vale, sí, claro, me apetece.

Va a haber pocos sitios abiertos, pero sí, venga, claro.



No me apetecía. Pero no se iba a ir sin mí. Eso seguro.

jueves, 8 de octubre de 2009

Dextrocardiaco (I parte)

La primera vez que le vi no me pareció gran cosa. El típico chico guapo que no se hacía el interesante delante de los demás porque no le hacía falta.

Sí, iba a ser el típico que ni se fijaría en mí. Pero estábamos en una fiesta. Y en una fiesta es fácil relacionarse con gente que no conoces. Y éste era el momento idóneo.

- Eh, quién es ése.

- ¿Ése? Olvídate.

- ¿Quién es?

- Está con alguien.

- Bueno, a ver, sólo es para hablar con él.

- Que te conozco...


Pero tenía que acercarme a él. Le había visto. Aún no lo sabía pero me había obsesionado. Me había enamorado.


¿Qué hacer? ¿Comentar a alguien de la fiesta? Es curioso que la mejor forma de romper el hielo sea poner verde a alguien...

lunes, 5 de octubre de 2009

Blanco y negro.

¿Alguna vez habéis pensado en que en la vida está todo escrito, en el DESTINO?

O bien, la vida es un cúmulo de casualidades que se van repitiendo al azar hasta que todo se convierte en una rutina insoportable.

La vida también puede considerarse como la búsqueda de la felicidad en todos los frentes, aunque ése sea un deseo imposible. ¿Realmente podemos conseguir la felicidad plena?

Es como cuando estamos con alguien. Siempre acaba por aparecer alguien que nos hace dudar. Siempre vamos a desear más en nuestra vida. Nunca vamos a estar contentos con lo que tenemos, pero así es el ser humano.


El otro día, una persona me habló por Facebook y me preguntó qué pretendía conseguir con este blog, que si pretendía cambiar el mundo, y de qué me servía estar criticando y quejándome de todo.

Pues bien, primero, yo hago lo que quiero con mi blog, que para eso es mi blog, ¿no?

Y segundo, no pretendo cambiar a nadie. Simplemente voy desgranando poco a poco lo que me rodea, las experiencias que he vivido yo y gente de mi alrededor. Quien no le guste, que no lo lea. A quien le guste, que lo lea.

La vida a veces SÍ es blanco y negro.

viernes, 2 de octubre de 2009

SEXO

Porque no todo es amor.

Aunque tampoco todo sea sexo.

Pero el sexo está presente en las relaciones. Forma una parte importante. Y se puede aplicar en muchas partes.

Hay algo que le suele pasar a la gente. Una vez que se lían con la persona que querían desde hace tiempo, pierden todo interés por ella. El sexo puede ser la culminación, lo que se espera al conocer a alguien que te gusta. Y muchas veces basamos muchas relaciones en eso.

Hay varios tipos de sexo: por placer simplemente, por aburrimiento (sí, existe), por amor... El sexo es una liberación. Yo lo metería dentro de los tres placeres básicos de la vida:


Dormir, comer y follar.


Así de claro. A lo mejor el amor se puede resumir en eso: dormir con la persona que quieres, compartir comidas, cenas... con esa personas... y follar con esa persona.

Puede que sea demasiado explícito lo que digo. El amor no siempre va unido al sexo. Ni el sexo siempre va unido al amor. Pero cuando se unen, es simplemente genial.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Esperanza.

¿Es la esperanza lo último que se pierde?


¿Está ese dicho bien construido realmente? Pensarlo fríamente un segundo. ¿Qué es lo último que se pierde?

Una persona pesimista te dirá que el dolor y la tristeza.
Una persona optimista te dirá que es la sonrisa.

¿Y para ti?

Para mí está mal planteado el dicho (y la pregunta). No hay que pensar en algo que se va a perder porque es entonces cuando realmente lo pierdes.

Voy a perder el autobús.

(En el 90% de los casos, lo pierdes)

Voy a perder las llaves.

(En el 95% de los casos, las pierdes)

Voy a perder la esperanza.

(En el 100% de los casos la pierdes)


La esperanza es lo último que se pierde no. La esperanza no se pierde. Pero el dolor tampoco, ni la tristeza, ni la sonrisa. Todo va unido.

Las cosas cambian, pero no desaparecen.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Cremiofobia (III)

hola yo actualmente tengo esta fobia la padesco hace casi un año pienso en eso todos los dias y la soledad aveces es tanta que hace mi vida miserable



Éste es un comentario que me han puesto hoy en mi entrada CREMIOFOBIA (II) que habla sobre el miedo a la soledad, la fobia a la soledad.


¿Será verdad? ¿Será mentira? Da que pensar.

Me gustaría que el o la que ha escrito ese anónimo, que contase más si quiere, que se desahogue. A lo mejor eso puede ayudarle en algo. Y ayudar a personas que sufren lo mismo que él o ella sufre.
Es difícil solucionar una fobia a estar solos, porque por muy acompañados que estemos, podemos sentirnos solos...


Desde aquí, le doy ánimos a ese anónimo cremiofóbico y le invito a participar en el blog.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Amor platónico.

¿Deberían los amores platónicos seguir siendo platónicos?

Todos hemos tenido uno alguna vez. De hecho, todos tenemos alguno (y hablo de amores platónicos posibles, reales). ¿Deberían ser esos amores platónicos reales? ¿Deberían convertirse en realidad?

Aquí se plantea un problema. Ya no serían platónicos. Pasarían a ser tangibles. Ya no sería la misma sensación. Y, probablemente, esa relación no funcionara. Me explico. Lo bonito y romántico de los amores platónicos es su propia existencia, es decir, sabemos que no los podemos conseguir pero nos gusta tenerlos. El problema es que tenemos idealizadas a esas personas y cuando entramos en un contacto ya más íntimo con ellas, lo platónico se pierde.

La ilusión se apaga. Siempre está bien tener un poco de ilusión en la vida. Intentar ver las cosas con un toque de ingenuidad, como si viéramos todo como si fuera la primera vez.
Hay veces que me gustaría ser como los perros, que muchas veces parece que bajan a dar un paseo y ven todo con las mismas ganas y la misma ilusión como si se tratase de la primera vez que bajan a dar ese paseo.

A lo mejor necesitamos eso en nuestras relaciones, ese toque de ilusión, de ingenuidad, de "platonismo" para evitar caer en la rutina y que acabemos odiando todos los tics de nuestra pareja.

Dibujos (I)



http://www.dextrocardiaco.blogspot.com/2009/03/bola-de-nieve.html



http://www.dextrocardiaco.blogspot.com/2009/03/alivio-de-conciencia.html



http://www.dextrocardiaco.blogspot.com/2009/03/mi-tambien.html


*Dibujos realizados por jorx*

martes, 22 de septiembre de 2009

Conexión.

La gente suele pasar de los demás con una gran facilidad. Es decir, me explico. Por nuestra vida pasa mucha gente, muchas relaciones. Y cuando esas relaciones se rompen, se pasa a otra y punto, se acabó.

¿Tan fácil es olvidar? ¿Tan sencillo es pasar de una relación a otra? ¿Olvidamos la anterior y pasamos a la nueva sin que ni siquiera nos tiemble la voz?

Yo soy incapaz de hacer eso.

¿El qué?

Quiero decir, todas las personas que han pasado por mi vida, toda la gente con la que he salido, incluso con la que sólo he estado una noche, han marcado mi vida de una forma u otra. No soy capaz de pasar de una relación a otra sin más.

¿Y eso no le pasa a todo el mundo?

La gente olvida muy rápido. Si estuve con esa persona, es porque la elegí por algo, algún tipo de conexión o algo. Y, aunque la conexión se rompa, eso no significa que no estuvo ahí.

Supongo que nunca me recupero del todo de una ruptura.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Bipolares.

Abuso psicológico.

¿Abuso psicológico? Creo que no sé lo que es.

Cuando te encuentras en una relación, puede pasar algo. Que la otra persona sea abusiva, que te coma, que te supere… es decir, que te consuma tu energía.
Hay personas que tienen varias personalidades. Y nunca sabes a cual atenterte. Puede pasar un día que eres lo que más quieren en el mundo que, al día siguiente, no querrán ni verte. Y a los dos días sin hablar, llenarán tu teléfono de llamadas.

Personas bipolares que se centran básicamente en ellos mismos, sin importarles las consecuencias que tienen sus actos en las personas que las quieren. Hay varios tipos de abuso psicologíco. Porque también podría hablar de aquellos que minan tu personalidad.

No hay cosa que más furioso me ponga que me regañen (y griten) en público. O delante de amigos, o delante de… poco a poco vas poniendo pequeñas bombas en la personalidad de la otra persona. Y cuando esa persona está enamorado… entonces ya es duro.

Tenía un novio que siempre le parecía todo mal. Siempre estaba enfadado. Me gritaba, me dejaba mal ante mis amigos, me contestaba… Pero aún se guardaba un as en la manga.

¿Cuál?

Me dejó él. Se me adelantó.

domingo, 20 de septiembre de 2009

C.I.I.


Si NO HACES LO QUE QUIERO, ME ENFADO Y NO RESPIRO.



Esa no es la solución.

Pero hay personas que, si no haces lo que quieren, se enfadan. Y acaban dándole “la vuelta a la tortilla”.

Es algo así como C.I.I (Comportamiento Infantil irremediable):
- Si no me das la pelota, me enfado.
- Si no me haces caso, me enfado.

Pero cuidado, si luego tú haces algo, por mínimo que sea, te lo reprocharán toda la vida. No vale enfadarse por todo cuando las cosas no salen como tú quieres. Hay que saber dar el brazo a torcer. Porque a lo mejor, con tus continuos enfados, la otra persona cada vez se siente peor. Y tiene que basar su vida en hacer las cosas de tal forma o de tal modo para que no te enfades. Y eso no es vida.

Eso es una cárcel.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Gilipollas.

Hay gente que hace daño. Y lo sabe. Pero prefiere ocultarlo. Y, más adelante, te habla como si nada. Cuando el daño ya ha sido hecho.


Yo puedo llamarte gilipollas que si luego te pido perdón, está todo olvidado y arreglado.



Pero es que las cosas no funcionan así. ¿Has probado a no hacer algo de lo que tengas que arrepentirte después? Hay gente que dice lo que piensa, dice lo que quiere, pero luego no se lo puedes reprochar. “Es que te digo las cosas como las pienso”.
Vale, yo también, eres un gilipollas.


Hay que ser impulsivos. No pensar las cosas tanto en la vida. Pero también hay que tener cuidado. Nunca sabes a quién puedes estar haciendo daño.

Una vez que hablas con alguien más de 50 palabras, ya ha entrado en tu vida.
Y no sabes cómo puede afectarle lo que hagas o dejes de hacer.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Agradarnos a nosotros mismos.

Blog, fotologs…. Para qué los hacemos.

Sí, son para subir nuestro ego, nuesta autoestima. Queremos mostrar a la gente nuestro Yo que nos gusta, con el que estamos a gusto. Y el yo que no nos agrada, lo guardamos para nosotros mismos.

Nadie pone algo en contra suya en su propio espacio. Eso ni siquiera lo mostramos a la gente que más apreciamos. O sí…
Puede que ése sea el problema. El fotolog (antiguamente), los blogs, facebook y demás... siempre intentamos agradar a la gente.


Pero realmente estamos intentando agradarnos a nosotros mismos.

Y puede que al final todo se resuma a eso. Una relación es como crearse una nueva cuenta: cuelgas las fotos que más te gustan, en la que más guapo sales, y haces los comentarios más graciosos e ingeniosos.

jueves, 17 de septiembre de 2009

La memoria es algo maravilloso...

Nuestras experiencias pasadas... ¿Determinan nuestras relaciones?

Es decir... todo lo que nos ha pasado con otra gente, hace que cuando estamos con alguien nuevo, comparemos irremediablemente. ¿Es bueno comparar? ¿Y si sale perdiendo la persona que acabas de conocer?


¿Y si sale ganando?

Eso es lo que me pasó contigo.


Las comparaciones no son buenas. Pero el ser humano es así. Necesita comparar todo. Es un deseo de saber que lo que estamos eligiendo es mejor que lo que tuvimos. No podemos vivir anclados en el pasado, ¿no? La memoria es algo maravilloso sino tienes que vivir con el pasado.

La memoria, los recuerdos, sirven para que no cometamos los mismos errores... o sí. Hay veces que necesitamos cometerlos una y otra vez para sentirnos vivos. Es una forma de decirnos a nosotros mismos: no me he vuelto de piedra.

Es como el deseo. Los seres humanos deseamos. Y cuando tenemos algo, queremos más. Y cuando tenemos ese más, queremos el doble. Pero yo me siento bien así. Me siento HUMANO cuando deseo algo más aparte de las necesidades primarias.

El amor es una necesidad.

¿No es una obsesión?

Es el miedo a la soledad.

No. Estáis equivocados. El amor es ver a otra persona y sentir que sois uno. Ya no es un tú y un yo. Es un NOSOTROS

domingo, 6 de septiembre de 2009

Encantado de (no) conocerte.

Hay personas que son como fantasmas de ellos mismos.

Algunos de nosotros actuamos como queremos ser y no como realmente somos. Me explico. Pasamos la vida actuando, hasta que llega un momento que no sabemos ni siquiera quiénes somos.

No digo que haya que ser uno mismo y eso valga para todo. De hecho, estoy totalmente en contra de la típica excusa: "Es que yo soy así".

Pero hay gente que actúa, que es de una forma con unos y de otra totalmente distinta con otros. Y llega a un punto extremo en el que hasta sus sentimientos son fingidos. Es una situación jodida. Es difícil ser uno mismo.


Hay un sitio al que quiero ir que es como una ciudad fantasma, llena de luces y todo, pero la gracia es que no es una ciudad, sino una central electrica o un polígono industrial.


De hecho, una de las cosas más complicadas es ser un mismo. Nadie creo que lo sea. Incluso cuando se esta solo, hay veces que te ves condicionado por una cosa o por otra.
Es como la gente que pide a su pareja, a su amigo, que se abra, que sea él mismo, que le cuenta cómo es.... ¿cómo puede alguien contar cómo es? Es decir, si ni siquiera llegamos a conocernos a nosotros mismos, ¿cómo vamos entonces a conocer a alguien realmente?

Encantado de (no) conocerte.




*dibujo cedido por jorx

viernes, 4 de septiembre de 2009

2ª temporada

El 6 de septiembre empieza la 2ª temporada de DEXTROCARDIACO.

¿Por qué un domingo?


Porque ¿por qué siempre hay que empezar las cosas los lunes?

miércoles, 12 de agosto de 2009

En NY.

La verdad es que cuando estamos solos en una ciudad tan grande y tan lejos, nos agarramos a un clavo ardiendo. Hay veces que te puede quemar y otras se enfría en cuanto lo tocas. Nadie quiere estar solo, a nadie le gusta estar solo. Por eso, me he dado cuenta como la gente busca continuamente nuevas amistades que hacer. Esta ciudad no sólo me impresionó a mí.

viernes, 31 de julio de 2009

Parón.

El domingo me voy a New York.


Este blog va a sufrir un parón indefinido. No sé si actualizaré desde allí.


Simplemente me voy.



Quién sabe, a lo mejor de este blog sale un libro... una película... una serie... nada...

domingo, 26 de julio de 2009

El amor verdadero.

La vida no es como en el cine. No siempre hay final feliz. No siempre sale todo bien.


Pero vivir como si fuera así, nos ayuda a llevar el día a día, nos ayuda a ver la vida con otra perspectiva. Y cuando estamos tristes, recordar esto puede ayudarnos.

El cine no sólo nos ayuda a pasar el tiempo, sino a crecer como personas, al igual que las experiencias que vamos acumulando a lo largo de nuestra vida.

El amor verdadero seguramente sea el primer amor que tengamos en el vida, porque es cuando realmente queremos a una persona, sin saber nada más. No hemos vivido otras cosas, ni decepciones, ni nada....


El amor verdadero es el primero de nuestra vida... o cuando todas las decepciones se convierten en pasado.


¿Te has enamorado alguna vez?

Sí.

¿Cómo estás tan seguro?

Porque no recuerdo ningún amor anterior.

lunes, 20 de julio de 2009

Creer sólo la mitad.

Muchas veces, la gente se pasa de lista, habla sin saber.

Mucha gente siempre intenta quedar por encima de ti. Si tú has ido a New York, ellos han ido a New York y a Australia.
Si te has comprado un libro, ellos un portatil.
Si te duele la espalda, a ellos la espalda, la cabeza y las piernas.

Y hablan sin saber. Y normalmente, les acabas pillando.


Oye, hay que estudiarse de la página 80 a la 100 para el examen.

¿Cómo lo sabes?

Tú hazme caso, que me lo ha dicho gente del año pasado.

Pero si el profesor no ha dicho nada...


Son esas típicas personas de las que debes creerte sólo la mitad de lo que te dicen. Nunca cometas el error de tomártelos demasiado en serio.



Y repetiré mi frase, que desde hoy, se hará una constante:


Mucha gente busca cambiar el mundo.


Deberían empezar a pensar que el cambio pasa por uno mismo.

jueves, 16 de julio de 2009

Infidelidades.

¿Cuántas veces nos ha pasado que hemos tenido miedo de hacer algo por temor a las consecuencias? Sí, no nos sirven los dedos de las manos para contarlas, lo sé.
¿Es mejor hacer y arrepentirse? O quedarse sentados sin saber lo que habría pasado. No se puede saber, supongo que dependerá de la situación.

Es como si alguien nos es infiel y se arrepiente... ¿deberíamos perdonarle? Esa confianza, ese vínculo, esa conexión que se había establecido entre dos, se ha roto. También depende de cómo se produzca. Puede haber sido solo sexo. Y sabemos que esa persona a quien realmente quiere es a nosotros.

¿Funciona eso? Hay tantas veces que no... Si vas a poner a alguien los cuernos, no te decidas a salir con esa persona. Pero, si te decides, y se los pones... ¿es mejor decirlo? ¿Ocultarlo?

Es una putada para el engañado. Y para la persona que engaña. Sí, también es una putada para esa persona, sobre todo si no siente nada por la persona con la que se ha liado. Es difícil volver a empezar una relación después de una infidelidad.

¿Perdonaríais una infidelidad?
Yo, desde luego, no.

¿Y si la cometieras tú? Nos juzgamos poco cuando lo que hacemos mal lo hacemos nosotros, pero si lo hacen los demás, les crucificamos enseguida. Cuidado con los impulsos, en ambos casos.




Mucha gente busca cambiar el mundo.



Deberían empezar a pensar que el cambio pasa por uno mismo.

miércoles, 15 de julio de 2009

Pasado.

¿Es bueno reencontrarse con el pasado?


En poco más de una semana me he reencontrado con él más de 3 veces.

¿Todos los reencuentros han sido buenos? Bueno, habría que esperar a valorarlo. El pasado siempre vuelve, y, aunque digamos que hemos olvidado las cosas, es mentira.

Hay cosas que podemos perdonar... pero nunca vamos a olvidar. Es imposible forzarse a ello. Podemos sacar el pasado de nuestra vida, pero, tarde o temprando, regresará. De alguna forma.

Pero las experiencias nos forman. Seguro que más de uno se ha preguntado alguna vez: ¿cambiaría algo de mi vida si volviera a vivirla?


¿Cambiarías algo de tu vida si volvieras a vivirla, si tuvieras la oportunidad de arrepentirte de algo?

No.

¿Y eso?

Porque si cambiara la mínima cosa... no te habría conocido.

lunes, 13 de julio de 2009

Hace 80 años.

Hoy he estado hablando sobre las diferencias entre el amor de hoy en día y el de hace 80 años.


Pese a la diferencia básica: internet, he descubierto que el amor no era tan bonito y tan romántico como lo pintan.

Vale que ahora las relaciones sean menos duraderas, y el amor verdadero casi se parezca más a un cliché de película que una realidad. Pero antes, con matrimonios concertados, guerras y años de separación en las parejas... tenían tiempo (y excusas) de sobra para tener mil y un amantes.

Una de las (des)ventajas de hoy en día es que al estar todos conectados, si alguien te es infiel, ten por seguro que te enterarás. ¿Ventaja? ¿Inconveniente?

¿Qué es mejor: ignorancia o saber? ¿Se vive mejor viviendo en la ignorancia o sabiendo que alguien te decía una cosa realmente sentía otra totalmente contraria?


Mañana hablaré de las infidelidades. Eso SÍ que es un tema espinoso.

viernes, 10 de julio de 2009

Todos somos unos falsos.



"TRANSCRIPCIÓN"

Hoy en día, todos somos unos falsos.

Somos muy valientes si hay algo de por medio entre nosotros y la persona con la que queremos hablar. Ya no decimos las cosas que realmente importan a la cara. Utilizamos MSN, Facebook, Tuenti, mensajes por móvil, emails...

Pero en las distancias cortas nos movemos muy mal, como peces fuera del agua. Es preocupante que sólo con el alcohol consigamos soltarnos y decir ciertas cosas.

Te quiero.

No me gustas.

Tenemos que dejarlo.

Qué guapo estás.


Usamos iconos, caritas sonrientes, apenadas, para expresar lo que queremos decir, en vez de DECIRLO.

A partir de hoy, y hasta que termine el mes, no voy a utilizar ni un sólo icono en ninguna de mis conversaciones cibernéticas.

jueves, 9 de julio de 2009

Última oportunidad.

¿Le diste una nueva oportunidad después de lo que te hizo?

Una última oportunidad.

Pero eso dijiste las anteriores veces.

Y seguiré diciéndolo.


¿Cuántas oportunidades somos capaces de dar a una persona? ¿1, 2, 3... 10? Quizá dependa del daño que nos haya hecho en cada una de esas oportunidades. Pero el ser humano siempre necesitará más de una oportunidad. Muy raro es que en una amistad o relación no se den más de una o dos.


El problema es: ¿sabemos aprovecharlas? A nadie nos gusta echar broncas. No se te suele quedar buen cuerpo. Pero hay veces que hay que tomar medidas drásticas para que la gente reaccione. Pueden ser medidas más éticas o no (eso depende del punto de vista de cada uno), pero muchas veces son necesarias.


¿Deberíamos dar un número ilimitado de oportunidades? ¿O eso hace que cada día que pase y cada oportunidad que demos, vayamos haciéndonos más daño a nosotros mismos?

miércoles, 8 de julio de 2009

Sólo sonríe.

Aunque parezca mentira, hoy en día, con todas las cosas que tenemos, sólo hay algo que consigue que nos sintamos mejor: sonreir.


¿Por qué no sonreir cuando nos han hecho daño, cuando estamos mal? Sólo así podemos sobrevivir. Es algo muy sencillo:

1. Dejar de fruncir el ceño.

2. Levanta poco a poco las comisuras de los labios.

3. Si quieres, abre la boca poco a poco.

4. Sonríe, ríete a carcajadas.




La vida será un poquito menos difícil.O mejor aún, un poquito más fácil.

jueves, 2 de julio de 2009

La gente es mala.

Si te hacen sufrir, no les darás pena.

Pueden ser tus mejores amigos/as por la noche, que cuenta con que no quedarán contigo de día.

Te van a criticar una media de 15-20 minutos al día.

Te venderán a la primera.

Se regodearán en tus miserias y despreciarán tus logros.

Envidiarán tus éxitos.

Si tienen la oportunidad de pisotearte, lo harán.

¿Mentir? Es fácil.

Podrás acordarte de sus cosas importantes, que no te llamarán cuando tengas tú alguna.

Pueden hacerte favores, pero siempre con intereses ocultos.



Puede pasarte todo esto.



Pero recuerda que no estás solo.

domingo, 28 de junio de 2009

Lo que los demás piensan de nosotros.

He tenido una conversación interesante.

Puede que vivamos de lo que los demás piensan de nosotros. Y quien dice que no le importa, miente.

Puede que vivamos de lo que los demás piensan de nosotros y lo que queremos que realmente piensen.

Puede que vivamos de lo que los demás piensan de nosotros y lo que queremos que realmente piensen. Aunque también puede que vivamos esperando que la gente dé muestras de algo que no tienen porqué mostrarnos.



Mucha gente tiene 3 grandes amigos en la vida. Y se va a centrar en esos 3 amigos. Y a los que vaya conociendo, no les mostrará toda la atención.

¿Es esa gente antisociable o más inteligente que nadie?¿Es la solución que estaba buscando?


No hay que esperar de la gente más de lo que te pueden dar, porque nunca van a dar más de sí mismos.

Puede que todos, en cierta medida, esperemos que estén encima de nosotros, que sean atentos con nosotros, que nos hagan caso, que nos comprendan, que nos escuchen, que nos hablen, que nos besen, que nos amen.......

¿Y la gente que espera de nosotros? ¿Deberíamos empezar a pensar menos en lo que nos tienen que dar, ya que ese comportamiento puede llegar a frenar a las personas porque se ven forzadas a dar algo que no quieren o aún no sienten?

jueves, 18 de junio de 2009

¿No te das cuenta?

¿No te das cuenta que hoy me puse esta camisa por ti?

Estuve desde que me levanté arreglándome el pelo.

Me lavé tres veces seguidas los dientes.

Exprimí la colonia hasta la última gota.


¿No te das cuenta que llevo dos horas dando vueltas para poder cruzarme contigo?

Desquedé con mi mejor amiga.

No fui a clase de última hora.

Debería estar estudiando mi examen de mañana.


¿No te das cuenta que estoy conectado siempre?


Siempre estoy pendiente del móvil.

Salí por la noche madrugando al día siguiente.


¿No te das cuenta que oigo tu canción a todas horas?


¿No te das cuenta de lo perfecto que eres para mí?



Y entonces me da el sol en la cara, me deslumbra. Y cuando vuelvo a abrir los ojos ya no estás. Te has ido. Y no sé si te volveré a ver.

martes, 16 de junio de 2009

Nunca decir Adiós.

La verdad es que somos muy maniaticos, muy posesivos.

Me explicaré.

A todos nos ha pasado que cuando tenemos algo y vemos algo mejor, queremos ese algo mejor. Y cuando lo tenemos, vemos otra cosa mejor y la queremos, desdeñando lo que ya habiamos conseguido.

A más de uno nos ha pasado, estar con una persona y, de repente, ver a otra y decir: joder, yo quiero estar con esa persona.

Me gusta mucho.
¿En serio?
Sí, pero tranquilo, que en 5 minutos, me gustará menos que otro.

No disfrutamos las cosas. Siempre estamos sustituyendo lo que conseguimos. Y luego, cuando lo que teníamos pasa, sentimos nostalgia, y pensamos: ¿por qué no hice esto?
Como cuando un amigo se va. Y sabemos que no le vamos a volver a ver en mucho tiempo. Es algo duro de aceptar. Y empiezas a pensar:

¿Por qué no quedé más con ella?
¿Por qué no salimos más de fiesta?
¿Por qué no fuimos más de compras?
¿Por qué no le regalé más cosas?
¿Por qué no hicimos más planes?


Siempre que alguien nos deja, pensamos en ello: las cosas que no hemos hecho con esa persona. Pero.... ¿y las cosas que hemos hecho? Las vemos como más pequeñitas, cuando esas son las cosas que realmente importan.

Lo no hecho, no hecho está. ¿Qué sentido tiene estar torturándose?

Ves la fecha acercarse, y no poder hacer nada por evitarlo. Eso es lo peor que puede pasarte. Y ver como una persona importante para ti, con la que has compartido tanto y durante tanto, ya no la vas a ver diariamente... es algo difícil de asumir y de sobrellevar.

No tenemos que pensar en lo que no hicimos, sino en lo que hicimos. Es así de fácil. Las despedidas son muy duras. Lo mejor es decir: Hasta luego. Nunca decir Adiós.

lunes, 8 de junio de 2009

Números.

52 es el número atómico del telurio.

52 Es el código telefónico internacional de México

La baraja francesa consta de 52 cartas, sin incluir los comodines.

Un año tiene 52 semanas y un día

5+2 = 7

Los siete días de la semana
Las siete notas musicales
Los siete colores del arco iris
Los siete pecados capitales
Las siete artes
Los siete mares
Las Siete Maravillas del Mundo
Los siete sabios de Grecia
Roma, la ciudad de las siete colinas
Los siete reyes de Roma
La guerra de los siete años:
Las siete vidas del gato.
Las siete frases pronunciadas por Jesús en la cruz
Las siete 7 virtudes del bushido

Si buscas en wikipedia... no aparecerá como día de vuestro aniversario.

martes, 2 de junio de 2009

50 entradas después.

Sigo pensando en que a lo mejor, puede que quizá tenga el corazón en la derecha.


Me gustan las personas inocentes y que creen que podrán conseguir finalmente su objetivo, persistentes, ingenuas en cierta manera... tienen un encanto especial.


Mi amigo de las piedras tenía otro amigo. Un joven tímido, poco hablador, pero con un gran conocimiento sobre el cine. Un enorme conocimiento sobre el cine.
¿Y qué pasa con él?
Se enamoró de otra persona. Un día, al doblar una esquina, chocaron por casualidad. Ese momento se quedó grabado en su memoria, a fuego.
¿Empezaron a salir?
Sí. Se enamoraron. Salieron durante un tiempo, hasta que la otra persona le dejó, sin darle ningún tipo de explicación.
¿Y qué pasó?
Se aprendió todos los diálogos de amor de las mejores películas de la Historia del Cine. Y, todas las tardes, volvía a la misma esquina donde se encontraron por primera vez, a la misma hora, dispuesto a encontrarse con su antiguo amor.
¿Lo consiguió?
No lo sé. Sólo sé que tenía preparadas más de 100 diálogos de películas para decirle en cuanto le viera.

Piedras.

¿Y si, de alguna forma, fueramos capaces de borrar nuestros recuerdos?

¿Influye el pasado en nuestras decisiones? Obviamente, sí. Todo en la vida es experiencia. Pero, ¿por qué, tantas veces, después de haber sido engañados, volvemos a confiar en esa persona?

El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.
Mentira. Las moscas no dejan de chocar contra la misma ventana una y otra vez.


Ese dicho está equivocado. Porque ya de por sí lleva un planteamiento negativo adherido ¿Tropezar? A lo mejor nos llevamos esa piedra a casa y la colocamos en un tarro de nuestra habitación, lleno de otras piedras. Y lo ponemos en un lugar visible, para recordar las veces que hemos "tropezado" y con qué. Y, después de un tiempo, las sacamos de su recipiente y las quitamos el polvo.


Algunas, las acabamos tirando. Otras, nos gustan, por alguna extraña razón, y las sacamos del bote. Ya no queremos guardarlas más.


Conocí a un chico que coleccionaba piedras. Tenía su casa llena de botes de cristal, de todos los tamaños, con piedras de todos los colores. Un día me confesó algo: todas esas piedras eran experiencias de su propia vida. Por una extraña razón, no tenía recuerdos, pero, al mirar esas piedras, le venían a la mente como si fuera una película.
¿Y qué pasó con tu amigo?
Tiró todas las piedras.
¿Por qué?
Ya no necesitaba más recuerdos. Ahora le bastaba uno solo.

lunes, 1 de junio de 2009

Estás raro.

Todo lo que empieza genial, luego siempre se va diluyendo.

Muchas veces se ha dado la situación de que conoces a una persona. Le caes genial, te cae genial.

Os hacéis íntimos.

Habláis todos los días.

Pero, llega un momento que la cosa se para. Se queda ahí. Y lo que era antes ya no lo es más. Yo soy yo y mis circunstancias, ¿no?

Hay gente que no suele darse por aludida por mucho que se lo digas. O que no quiere darse por aludida. El ser humano es muy complicado y habría que tener en cuenta mil millones de matices al hablar con alguien.

Y ahí viene la mítica frase:

Estás raro.
¿Raro? ¿Por qué?
No sé, estás raro.

Siempre achacamos la rareza a algo negativo. ¿Y si esa persona está rara por algo que no has tenido en cuenta?
Pues vale. No podemos tener en cuenta todas las cosas que le pasen a la otra persona. Porque de ellas, nos puede contar, con suerte, un 60% de ellas.

Aún así, afirmaré:
- Si alguien te dice que estás raro, lo estás. Es así.

La gente no se lo inventa. Hay algo que cambias y los que te conocen (o creen conocerte), lo notan. Pero no hay que pedir razones, porque es algo difícil de explicar. No es fácil determinar que significa "raro".


¿Deberíamos hablar con las personas sin tener en cuenta nada más, sólo que hablamos con ellas y disfrutamos de ello?

sábado, 30 de mayo de 2009

Cremiofobia II.

Hoy me dijeron esto:

Que no creo que la soledad provoque un miedo irreprensible en las personas, que las fobias son una patología, y que el miedo a la soledad no llega al rango de fobia, por eso no creo en la cremiofobia.


¿El miedo a estar solos puede ser tan grande que llegue al rango de fobia? ¿Puede una persona llegar a tener fobia a la soledad?


Es algo difícil de decidir. Por eso, yo sigo lanzando la pregunta de ayer: ¿Es la cremiofobia la enfermedad del siglo XXI? ¿Tenemos tanto miedo a estar y quedarnos solos?

jueves, 28 de mayo de 2009

Cremiofobia.

Me he dado cuenta que mis últimas entradas siempre van sobre el amor.

¿Pensamos más en él cuando no está presente en nuestras vidas, o, por el contrario, nos centramos más en él cuando estamos viviendo una relación plena y completa?

Who knows.


Pero hoy no voy a hablar sobre amor. No me apetece. Me apetece hablar sobre las sorpresas. Sí, las sorpresas. Como alguien que creíamos olvidado, vuelve a nuestra vida y recuperamos la ilusión.

Mucha gente se distancia de nosotros, por una u otra razón. Y, de repente, vuelven. Pero hay formas de volver, claro. Para mal, o para bien. Y muchas veces, cuando es para bien, es como si se volviera a empezar, con la misma ilusión que al principio (y estoy hablando de amistades).

Aunque también podría aplicarse a otro ámbito. Todo puede aplicarse a "ese" ámbito.


Pero claro, la gente es falsa, y puede volver por algún tipo de interés, o, simplemente, porque se han quedado solos. Hay veces que nos da pena perder el contacto con cierto tipo de personas... incluso con gente con la que casi no hemos tenido contacto, pero, por alguna razón, lamentamos perderlo. Son ese tipo de gente del que ya hablé hace tiempo: gente que tiene "algo".


Siempre buscando estar rodeados de gente. ¿No deberíamos centrarnos en la que ya tenemos y consolidarla? ¿Ir sumando personas hace que, al final, e irremediablemente, acabemos perdiéndolas a todas y quedándonos solos? ¿Es la cremiofobia enfermedad del siglo XXI?

Llamada telefónica.

¿Por qué buscamos el amor?


Mucha gente se queda sentada, esperando a que el amor llegue y diga: Aquí estoy, ¿te vienes?

El amor es como una llamada telefónica:

- A algunos les llama y estos responden. Y la llamada puede durar horas. Y mientras puede llamar otro, una llamada en espera, que puede ser o no contestada.

- Algunos le llaman y el amor responde. El problema se da cuando el que llama está preocupado por el dinero que está gastando.

- Muchas veces el amor nos hace una perdida, esperando a que nosotros demos el siguiente paso.

- Otras veces llamamos nosotros pero nos salta el buzón.


Todos buscamos el amor. ¿Es una manera de evitar la soledad? ¿Necesitamos querer a alguien, o que alguien nos quiera, para no sentirnos solos... y para no acabar solos?

martes, 26 de mayo de 2009

Yo condicionado.

Hoy he pensado en algo.

¿Todos tenemos una experiencia en la vida que hace que dejemos de creer en la gente y, por consiguiente, en el amor? Una experiencia dolorosa; algo que, nada más suceder, tratamos de olvidar por todos los medios.

Inconscientemente, debido a esa experiencia, cambiamos nuestra forma de ser, sin siquiera darnos cuenta. ¿Antes? Antes éramos atentos, amables, habladores… ahora nos convertimos en personas que intentan evitar cualquier tema que les lleve a hablar de sus sentimientos o de los de los demás. Nos construimos una barrera.

¿Pasamos todos por esa situación al menos una vez en la vida? ¿Es algo innato al ser humano?


Pero el problema principal es que las personas que conocemos a partir de ese momento, ya no verán nuestro YO, sino un YO condicionado. Y da rabia que esa gente no vea como éramos antes, cómo éramos en realidad.


¿Realmente existe un YO MISMO o, más bien, somos YO CONDICIONADOS?

lunes, 25 de mayo de 2009

Dejarse llevar.

Todos buscamos el amor, en mayor o menor medida.

La búsqueda, la gran mayoría de veces, suele desembocar en continuas decepciones. A lo mejor, no deberíamos buscarlo siempre con tanta ansiedad, sino dejar que nos encuentre. Quedarnos sentados a esperar.

Si todos pensásemos así, todos estaríamos igual, ¿no? Siempre tiene que haber alguien que lo busque, que siga ilusionado y no le haya decepcionado la vida, que crea en las personas y, pese a que caiga mil veces, se levanta mil y una.

¿Es ése el espíritu? ¿Consiguen algo aquellos que, pese a recibir palo tras palo, siguen tras su búsqueda? ¿O por el contrario, el espíritu correcto es, simplemente, dejarse llevar?


No hay que tenerlo todo calculado. No hay que pensar tanto las cosas. Lo mejor, seguramente, sea dejarse llevar. Sobretodo cuando se está bien con una persona. Pocas veces se puede sentir esa sensación:

Estoy tan bien, tan cómodo, tan a gusto, que me dejo llevar, a ver qué pasa.


A ver qué pasa. Qué mal acaba eso tantas veces.

lunes, 18 de mayo de 2009

La vida es como una masturbación.

Sé que no puedo hacer desaparecer de tu vida lo malo, no puedo;

pero cuando vuelva a aparecer, estaré a tu lado.



Lo malo siempre vuelve a aparecer. Y siempre necesitaremos a alguien a nuestro lado con quien poder hablar, con el que poder desahogarnos y admitir nuestros errores.


Lo difícil es encontrar a esa persona que te escucha cuando tienes un problema. Siempre se ha dicho que los amigos son los que están en los malos momentos. ¿Y si cuando atravesamos un mal momento, no queremos hacer partícipe a nadie? ¿Nuestros amigos ya no están dentro de lo considerado como "buenos amigos"?

La verdad, es una frase que siempre me ha parecido injusta. También necesitamos en la vida amigos en lo bueno. Un amigo (o una pareja) no puede hacer que las cosas malas desaparezcan de nuestra vida, pero puede hacerlas más llevaderas. Pero claro, siempre tiene que haber una reciprocidad.

Sólo daba yo. Una relación es cosa de dos personas.

Si una persona no quiere, por mucho que quiera la otra parte, esa relación está abocada al fracaso. El ser humano es dependiente por naturaleza, y por mucho que queramos estar solos en mil batallas y hacernos los independientes, necesitamos a los demás para completarnos.


La vida es como una masturbación: cuando solo participa uno, puede ser divertido; pero es mucho más placentero cuando participan dos.

jueves, 14 de mayo de 2009

Amor a distancia.

Qué facilidad tiene la gente para olvidarse de los demás.


De repente, ¡ZAS!, ya se han olvidado de ti. Y esos días, semanas, meses, que pasas sin hablar con esa persona... te queda la sensación de que se está perdiendo algo de ti, y tú de él. Es una sensación de impotencia, rabia... Pero porqué vas a llamar tú si siempre lo haces.

La gente suele decir: si le interesas, te llamará. Si le interesas realmente, hará lo que pueda para verte.

Pero eso no siempre tiene que ser así. ¿Y si a esa persona se le ha pasado llamarte, o por cualquier cosa, no ha podido hacerlo?

Bueno, realmente es difícil saberlo. La gente rompe contacto muy rápido, muy fácil. Un corte limpio, sencillo, y a otra cosa.

Por eso las relaciones a distancia no funcionan. ¿Realmente el amor a distancia no funciona? Si es amor, si realmente quieres a esa persona, por muchos kilómetros que haya de distancia, no debería importar, ¿no?

Ya, pero es que hay veces que con querer no basta. Hay que QUERER, hay que demostrarlo. Y una relación en la que no puedas estar con la persona que quieres... es muy difícil.

¿Son las relaciones a distancia una forma que ha inventado el hombre de tener amor, pero sin perder su independencia? ¿Es el amor a distancia el amor del futuro, o simplemente tiene fecha y hora de caducidad?

martes, 12 de mayo de 2009

Woodstock.

Ojalá hubiera estado en Woodstock.
¿Woodstock?
Sí. Jimmi Hendrix, Janis Joplin, Creedence… eso era música.
Y droga también.
Jajaja.
En ese momento, yo también habría tomado. Ahora no tiene sentido. Está fuera de contexto.
Yo sólo he fumado porros.

¿Puedo ser más estúpido? ¿Decir más tonterías seguidas? Normalmente suelo mentir en estos primeros momentos. Tengo que hacerme el interesante, como si yo mismo no lo fuera lo suficiente. Sí, he fumado porros, claro que sí. Pero sobraba un poco el comentario.

Bebía sólo cuando él me miraba. Realmente no soportaba mucho el alcohol. Sí, y sé que es de idiotas beber por el simple hecho de que los demás lo hagan. Pero ya dije que cuando me presentan a alguien, me comporto como un gilipollas, ¿no? Aunque empezaba a intuir una especie de competición entre mi amigo y yo. O eso, o que el alcohol empezaba a afectarme.

Y apareció la risa tonta, la risa que no soportas cuando tú no estás borracho. Pero él había bebido casi tanto como yo. Realmente, el alcohol bajaba por su garganta a una velocidad increíble. Bebía un vaso tras otro, pero siempre los dejaba a medio vaciar e iba a por otro. ¿Era una especie de marca, de firma que tenía que dejar? ¿Serían así sus relaciones, nunca lo tomaba todo, nunca se comprometía con nadie?

Creo que esto está empezando a subir.
Sí, ¿verdad? Vamos a dar una vuelta por fuera.
Claro.

sábado, 9 de mayo de 2009

Libro.

Y esa será mi aventura a partir de ahora.


Tratar de publicar un libro con las reflexiones de "Dextrocardiaco" y haciendo una historia con el personaje.

Ya está registrado, así que plagiadores, echaros atrás.

Próxima parada: Alfaguara


(Si alguien sabe o conoce a alguien en alguna editorial, no estaría de más)

jueves, 7 de mayo de 2009

Me lo presentaron.

Me lo presentaron. La verdad es que cuando un amigo me presenta a alguien, suelo comportarme como un auténtico gilipollas. Y esta vez no fue diferente. Pero a él no pareció importarle. De hecho, creo que hasta le caí bien.
Pero a mí no me había caído bien. Me había gustado. Me había encantado. Y esperaba que lo hubiera notado (aunque no demasiado).


Realmente, ahora no encuentras a nadie original. Todos son una mezcla de lo que te has ido encontrando en los últimos 5 años. Todos conocen a la misma gente, y, de hecho, se han liado con esa gente. No quiere decir que todos seamos unos putones, pero tampoco lo contrario.


Pero éste era diferente, sonaba a nuevo, olía a nuevo, y ya fantaseaba con si sabría a nuevo. ¿Sería ese mi problema? ¿Descubría todas mis cartas demasiado pronto? ¿No guardaba nunca un As bajo la manga?




GRACIAS A TODOS/AS los que leéis el blog.



FIN

martes, 5 de mayo de 2009

Yo no soy rencoroso.

Yo no soy rencoroso.

Yo no soy celoso.

Yo no soy mentiroso.


Seguramente estas afirmaciones-negaciones las hayáis oído alguna (o más de una) vez. Y en realidad, las personas que las dicen no suelen predicar con el ejemplo.

El rencor es algo no necesario, pero si presente en todos nosotros. Lo normal es perdonar, pero no olvidar. Porque perdonar, por muy difícil que sea, es mucho más fácil que olvidar.
Pero muchas veces, si dejamos el rencor de enfados pasados atrás, funciona muchas veces como quitarse una venda de los ojos, y esa gente a la que tenías totalmente tachada en tu cuaderno negro, resulta que es gente muy parecida a ti y que acaba cayéndote genial.

¿Celoso? ¿Yo?

Todos somos celosos. Lo que pasa es que hay personas que están en un nivel, y otras personas están en otro. Los celos son como el sentido arácnido, que cada uno lo tiene más o menos desarrollado (también un factor importante son las experiencias pasadas).
Y luego están los paranoicos, que no les llamemos así, digamos... los del sexto sentido, que hacen de los celos uno de sus sentidos y acaban siendo inseparables.



¿Son el rencor y los celos dos de los motores básicos de toda relación, para bien y para mal? ¿O deberíamos olvidarnos de todo eso y simplemente, disfrutar?

lunes, 4 de mayo de 2009

Todos somos tontos.

Todos somos tontos. No sólo la gente.

Hay que dejar de echar la culpa a los demás, porque una vez que se tienen muchos problemas con mucha gente... ¿hay que empezar a pensar que el fallo es de uno mismo? ¿Cuál es el límite para dejar de pensar que el fallo es la gente?

Está visto que no funciona ser uno mismo. Pero tampoco funciona ser como quieren los demás que seas.

¿Debemos buscar un equilibrio entra las dos cosas, ser nosotros mismos pero no durante todo el tiempo?

Porque ser uno mismo es una variante del egocentrismo. Si eres un asesino psicópata, ¿vas a ser tú mismo? Es un ejemplo algo exagerado pero sirve: nunca hay que ser uno mismo 100%.

Realmente lo que debemos hacer es buscar un punto medio y sobrevivir como buenamente podamos. Recordemos que la gente sólo recuerda lo malo así que... ¿tiene sentido estar esforzándose continuamente cuando la gente que no lo hace tiene tanto "éxito"?
¿Hemos buscado el camino equivocado, ahora que ya lo bueno no se lleva?

domingo, 3 de mayo de 2009

Sexo, verdades y amistad.

Está visto que decir las cosas a la gente no siempre funciona.

Porque si estás enfadado con alguien, y se lo dices, muchas veces esa persona es la que acaba enfadándose contigo (recordad la teoría de la gente que da la vuelta a la tortilla con precisión, vamos, que ni Ferrán Adriá).

Decir a alguien algo suyo que te molesta, casi nunca sale bien (es como mezclar amigos con dinero). Normalmente, nos lo solemos tomar como algo personal, como un ataque directo, cuando en realidad no lo es, ya que mucha gente lo dice para mejorar la relación.


La gente puede estar semanas sin hablarte y luego volver tan normal. Es algo que soy incapaz de conseguir. Pero parece ser que a muchas personas les es sumamente fácil. Yo necesito saber de los demás, no todos los días, pero una conversación cada un par de días lo veo lo más lógico y normal.

Nos hemos vuelto fríos, calculadores y reacios a trabajarnos las relaciones (incluyendo las amistades).


¿No deberíamos intentar conservar las amistades que es lo que realmente va a estar ahí?


Es como el problema de siempre: sexo y amistad suelen ir reñidos. Como el dinero. Muchas veces, liarse con un amigo puede acarrear todo tipo de problemas, sobretodo si es sexo sin compromiso.

¿Podéis nombrar alguno? Yo unos cuantos.

viernes, 1 de mayo de 2009

Lo que tiene que hacer.

Nunca esperéis que vayáis a recibir lo mismo que dais. Podéis dar el 100%, que nunca obtendréis lo mismo (salva contadas excepciones).

El problema básico es que todos los que dan mucho, siempre esperan que eso que dan, no sólo sea reconocido, sino recibir más, o, al menos, lo mismo. Y eso es lo malo. La gente tiene distintos puntos de vista, diferentes maneras de ver la vida, y no podemos exigir a alguien que nos dé algo si ese alguien no quiere.

Por eso, muchas veces, no nos queda otra que quedarnos sentados, esperando a que se dé cuenta de lo que tiene que hacer.

Le di otra oportunidad y no la aprovecho.

A lo mejor no quería esa oportunidad. ¿Se lo preguntaste?

Claro que la quería.

Entonces es que es tonto.


Y volvemos a lo de siempre. Si quieres ver a alguien, sacas tiempo de donde sea para verle. Si quieres hablar con alguien, haces lo que sea para hablar con él. Si un amigo está mal, haces lo que está en tu mano para poder hablar con él y consolarle.

Pero la gente no es así. La gente decide coger y pasar 2 semanas sin dar señales de vida.

Llevo dos semanas sin saber de ti. Y estaba mal. Y lo sabes.

Tú tampoco has llamado.

¿Somos todos tan egoístas? ¿No deberíamos empezar a centrarnos en la que gente a la que realmente le importamos?

miércoles, 29 de abril de 2009

10 son las cosas que me gustaría decirte.

10 son las cosas que me gustaría decirte


9 las veces que suspendiste el carnet de conducir


8 es el número de tu portal


7 fue la nota que sacaste en tu primer examen


6 es tu récord de cocacolas seguidas


5 letras tiene tu nombre


4 veces nos vimos antes de besarnos




3 veces pienso en ti antes de dormir



2 manos necesito para tocarte




1 corazón para quererte



Todos necesitamos romanticismo en nuestra vida. Todos necesitamos a alguien a quien querer.... y a alguien que nos quiera.

lunes, 27 de abril de 2009

¿Evolución o Involución?

Cuando estamos enfadados, solemos pagar nuestro enfado con los que menos lo merecen.

Ser un buen amigo también es aguantar esos momentos (y saber pararle los pies en el momento adecuado). La frustración es muy mala compañera de viaje.

Hay veces que estamos hartos de todo, cansados... y acabamos explotando por lados que no deberíamos explotar, como un globo, nos vamos hinchando hinchando, hasta que nos pinchan, y explotamos.


¿Cuándo fue la última vez que explotaste?

Anoche. Estaba harto de todo y de todos. Alguien me hizo una broma y me harté.


Hoy en día puedes fiarte de muy poca gente. Casi todo se suele mover por intereses:


Me gusta. Le preguntaré como le fue el día aunque no me interese.

Tiene los apuntes de la asignatura a la que no voy. Le voy a agregar a Tuenti.



Hablando de Tuenti... y ya puestos, de Facebook también. ¿Se están perdiendo las relaciones sociales? ¿Son esas maneras virtuales de conocer a gente una evolución o una involución?

Qué malo es ser etiquetado.

Qué malo es ser "el gracioso".

Qué malo es ser "el gay".

Qué malo es ser "el putón".

Qué malo es ser "el pesado".

Qué malo es ser "el simpático".

Qué malo es ser "el que le gusta discutir".

Qué malo es ser "el pasota".

Qué malo es ser "el engañado".

Qué malo es ser "el ingenuo".

Qué malo es ser "el mentiroso".

Qué malo es ser "el malqueda".

Qué malo es ser "el chico que de bueno, es tonto".


Qué malo es ser etiquetado.


¿Somos capaces de etiquetarnos a nosotros mismos?

viernes, 24 de abril de 2009

Sinceridad "absoluta".

Decir las cosas a la cara.

Decir lo que se piensa.

Mirar a los ojos.


¿Son todas la cara de la misma moneda? ¿De verdad es tan importante mirar a los ojos cuando se habla? ¿No se supone que lo importante es lo que se está diciendo?


Decir lo que se piensa. Me pone muy nervioso la gente que dice: Yo te digo siempre lo que pienso.

Vale, ¿Te has planteado que a lo mejor no quieren saber lo que piensas? Porque ese tipo de personas suelen, por lo general, tener una falta de tacto asombrosa. Que dicen siempre la verdad, te dirán, sí, claro. Vale, pero es que a todos no nos gusta oír la verdad a todas horas, ¿no?

Está mal hablar por detrás, claro que sí. Pero todos lo hacemos. Todos y cada uno de nosotros. Y aunque suene mal, es un desahogo muchas veces.


¿Somos tan sinceros como pretendemos o simplemente intentamos parecerlo sin éxito? ¿Es buena la sinceridad "absoluta"?

miércoles, 22 de abril de 2009

Las palabras... no sirven de nada.

No me gusta que la gente se haga la víctima.

Ni me gusta que, cuando se les está echando la bronca, empiecen a escudarse en otras cosas.

Ni que te prometan algo y luego no lo cumplan.


Vayamos por partes. Hay gente que se hace la víctima. Y mucho además. Siempre lo suyo es peor que lo del resto de la humanidad. Si te duele una pierna, a ellos les duelen las dos. Si a ti te ha ido mal el examen, a ellos mucho peor.
Y muchas veces suelen escudarse en eso.

Joder, llevo una hora hablándote y pasas de mí.

Estoy mal, ¿vale? Es que me duele la cabeza…

¡Pero si veo como hablas con todo el mundo menos conmigo!

No entiendo esas actitudes, la verdad. Como que te prometan algo que luego saben que no van a cumplir.


Vamos a recuperar nuestra amistad.


Y en eso se queda, en palabras. Las palabras... no sirven de nada. Siento decirlo. Sobretodo yo, que me valgo de ellas. Pero lo que de verdad importa, y lo que de verdad demuestra, son los hechos. Puedes sentir mucho algo, que por muchos “lo siento” que digas, hasta que no demuestres que lo sientes de verdad, no valdrá de nada.


¿Tan fácil es decir “lo siento” como “te quiero” que ya han perdido todo su significado? ¿No deberíamos de dejar de decirlo y empezar a QUERER o a SENTIRLO de verdad?

martes, 21 de abril de 2009

Sobresaturados.

¿Puede que llegue un momento en la vida en que necesitamos desconectar de todo y de todos?

Hay veces que estamos saturados. Mejor dicho, sobresaturados, y no queremos saber de nada ni de nadie. Es un sentimiento egoísta, lo sé. Pero el ser humano es egoísta, y eso no podemos negarlo.
Aunque hay gente que se harta de nosotros rápidamente. Puede ir de viaje contigo y estar 10 días geniales, que cuando volvéis pasa de ti un mes. ¿Por qué? Hay gente que se "cansa", sin más. Se satura de ti.

La vida es un camino largo y tortuoso (parafraseando a los beatles) y hay que tomárselo con calma. Pero las cosas como son. Hay que afrontarlas cuando nos vienen, y de cara, no huir o hacer como que ha sucedido.


Todos nos equivocamos. Pero es mejor equivocarse y haber hecho algo, que equivocarse por no haberlo hecho.

¿Deberíamos aprovechar todas las oportunidades que nos vienen en la vida o deberíamos empezar a ser más selectivos?

lunes, 20 de abril de 2009

Amigos hasta en el infierno.




La gente vuelve.


Cuando pasa el tiempo, las heridas se cierran, y gente que en un pasado te hizo daño, está claro que volverá a tu vida de una forma o de otra.

El caso es... ¿cómo comportarnos cuándo eso ocurre? ¿La gente olvida tan fácilmente? ¿Deberíamos nosotros olvidar tan fácilmente? Porque es algo que suele pasar:

Me hizo mucho daño, ¿por qué soy simpático y vuelvo a hablar con él?



¿Alguien tiene respuesta para eso? ¿Qué sentido tiene? Siempre se ha dicho que hay que tener amigos hasta en el infierno... ¿no se supone que buscamos el cielo? ¿Para qué tener amigos en el infierno entonces si pretendemos no llegar allí?


O a lo mejor, ya hemos estado en él y preferimos no volver. Lo malo es cuando nos gusta. Porque hay relaciones que te consumen, de esas que acaban contigo aunque sean muy breves en el tiempo. Son relaciones dañinas, agotadoras, angustiosas, difíciles... pero son las que más recordamos.

Y estamos con lo de siempre. ¿Por qué siempre recordamos más lo malo que lo bueno?

viernes, 17 de abril de 2009

Tener "algo".

¿Es guapo?

No mucho.

¿Es feo?

Tampoco.

¿Entonces?

No sé, tiene algo.


¿Cuántas veces hemos oído ese "tiene algo"? ¿Qué es exactamente ese "algo" que tienen cierto tipo de personas, y que tan atrayente es?
Nadie lo sabe. Pero hay mucha que gente que tiene "algo":feos, guapos, simpáticos, bordes...
Y el problema es que por muchas putadas que te hagan, acabas perdonándoles... por ese "algo" precisamente. Aunque todo tiene un límite, eso también.

A parte de que hay otro tipo de gente: los que saben dar la vuelta a la tortilla.


Se lió con otro a mis espaldas.

¿Y porqué sigues con él?


Porque lo está pasando muy mal. He sido poco comprensivo, me porté mal con él.

¡PERO SI TE HA PUESTO LOS CUERNOS!



¿Hay personas que, a sabiendas de haberlo hecho mal, buscan dar la vuelta a la situación a su favor, o, por el contrario, lo hacen inconscientemente? ¿Es culpa de los que saben dar la vuelta a la tortilla o de los que dejan que lo hagan?

jueves, 16 de abril de 2009

Vasos usados.

Y eso es lo que pensaba de él: después de esta fiesta, sería como un vaso usado, ése que llenas después de unas cuantas copas, y que sabes perfectamente que no vas a beber.


A todos nos gusta el tonteo. Y a todos nos gusta que tonteen que nosotros, es algo claro, tengas o no pareja.


Y hay gente que tiene varios frentes abiertos. ¿qué pasa? Que cuando uno tiene varias posibilidades sin cerrar, se acaban cerrando por si solas... sin él.

lunes, 13 de abril de 2009

Empatía.

¿Por qué hay gente a la que le hacen daño y aún así se sienten culpables?



Me hizo daño. Mucho daño. Pero no puedo enfadarme. No soy capaz. Me pongo en su lugar. ¿Y si lo hubiera hecho yo? ¿Y si hubiera cometido ese error y hubiera hecho daño a alguien? Me sentiría mal. Querría que me perdonaran.


Este es el momento en el que la gente te dice: eres tonto, pasa de él, no te merece, te ha hecho daño, no es la primera vez.... y tú piensas: joder, tienen razón.

Pero por una sencilla razón, no puedes dejar que eso ocurra.


Cuesta romper el contacto con la gente, aunque a muchas otras personas no les cuesta nada. Piensas: no debería hablarle, que me hable él, que me busque él.

Pero no eres capaz. Y le hablas, y le llamas.

¿Es un atraso en las relaciones el ser empático? ¿Sirve realmente para algo aparte de para que nos sintamos mal? ¿Cómo quedamos ante el resto del mundo: de idiotas, de bobos, de buenas personas...?

domingo, 12 de abril de 2009

Orgullo herido.

Qué hacer cuando piensas que has cometido un error.



Pero todo en ti te dice que has hecho bien en hacer lo que has hecho.


Esa sensación que se tiene en el cuerpo, de cosquilleo continuo y dolor de tripa, de intranquilidad constante e imposibilidad de quietud.


Cuando bajé del tren, no pude parar desde el andén hasta casa. No podía esperar bajando las escaleras, tenía que andar, tenía que correr. ¿Huía de algo? Ni yo mismo lo sabía.


¿Debemos perdonar aunque pensemos que es un error, o, por el contrario, prima nuestro orgullo herido?

¿Dextrocardiaco?

¿Qué hacer cuando quieres volver a tener el corazón a la izquierda, cuando quieres ser... como los demás?

Hoy en día, hay operaciones para todo.

¿Para todo?


Hay algo que no se puede curar aún.

jueves, 9 de abril de 2009

Amor idealizado.

¿Alguna vez os habéis enamorado de alguien sin siquiera conocerle?

Hoy en día, las nuevas tecnologías y redes sociales nos permiten conocernos sin siquiera salir de casa. ¿Podemos entonces enamorarnos de alguien del que ni siquiera hemos oído la voz?

O estamos otra vez ante el mismo problema de siempre: ¿Se trata de amor? ¿O de obsesión?

Conseguir lo que nos gusta hace que nos sintamos mejor con nosotros mismos, pero una vez conseguido, siempre queremos más. Por eso, la felicidad no existe.


¿No existe?

Nunca consigues todo lo que quieres. Cuando crees que eres feliz, te surge otra necesidad. Y así hasta el infinito.

Entonces... ¿no podemos ser felices?


Claro que sí. ¿No existe el amor correspondido? Es lo más cercano a la felicidad.


¿Cuál es el secreto de una buena relación? ¿Confianza? ¿Decir la verdad? ¿Darlo todo? ¿Estar pendientes? A lo mejor nada de eso funciona, ¿no? La discusión es necesaria...
Además, sólo se tiene confianza con alguien cuando no hay silencio incómodo, ¿no? ¿Es un detalle también a tener en cuenta?


La respuesta es sí, se puede uno enamorar de alguien con una simple fotografía. Es un amor idealizado. Y, normalmente, cuando conoces a esa persona, ya no es como te la imaginabas. Normalmente, cambia a peor.

domingo, 5 de abril de 2009

Ceguera emocional.

Síndrome de Asperger: las personas con este síndrome no tienen empatía; padecen una “ceguera emocional”. Los que tienen más desarrollado este síndrome, ni siquiera serían capaces de reconocer una sonrisa.


Qué dura sería la vida, ¿no? Pensadlo aunque sea un minuto, dos. Pero pensad en ello.








Difícil, ¿no?


Hoy será una entrada corta.

sábado, 4 de abril de 2009

¿Te dejo?

¿Es más difícil dejar… o que te dejen?


Parece ser una pregunta fácil. Obviamente, es más difícil que te dejen. Porque la persona que te deja, seguramente, lo olvide mucho más rápido que tú. Así, a primera vista, sobre el papel (en este caso, la pantalla) queda todo muy bonito.


Pero, ¿y si cambiamos la pregunta, la modificamos un poco? ¿Y si la persona que deja, aún siente algo, aunque no sea lo suficientemente fuerte como para seguir la relación? ¿Sigue siendo más difícil para la persona a la que dejan?
Sí, claro. Al que dejan, no puede hacer nada por evitarlo.

Impotencia.
Rabia.


Vale, añadimos algo más. La persona que deja no sólo tiene que preocuparse por lo que siente él, sino que además se preocupa por lo que sentirá al que va a dejar. ¿Habíais pensado en ello? Yo no, y, obviamente, poca gente lo piensa.
Está claro que hay razones y razones para dejar a alguien, y también es algo claro que hay formas y formas de dejar a alguien. Pero si a la persona que dejas… la quieres, aunque ya no sea de la misma manera, ¿no cuesta también tener que plantarse y decirle…?



TE DEJO


Yo me posiciono. Es una putada que te dejen. Pero también es muy jodido dejar a alguien que lo ha sido todo para ti.

viernes, 3 de abril de 2009

Pensar sin actuar.

Se ha ido.

Y no nos hemos visto.


Lo que pensaba que iba a pasar (pero en mi interior, esperaba que no sucediese), ha ocurrido al fin. Y encima pensará que soy un pesado. Pero sólo de pensar en él, se me pone la piel de gallina, se me corta el apetito, se me hace un vacío en el estómago y me cuesta hasta pensar.

Si él supiera...

Pero no lo sabe, y no lo sabrá. Me encantaría decirle: me gustas. Pero… ¿y si yo a él no? Olvídate de ser ni siquiera amigos. La relación se acabaría. Se acabaría todo.

¿Debería escribirle un mensaje, ver si ha llegado bien?

O mejor espero...

¿Esperar a qué?

A que no piense que soy un pesado.

Es sólo un mensaje, quiero parecer educado e interesado.

No me va a contestar. Nunca lo hace. Y acabaré mandándole otro mensaje más.

¿Y si le llamo?

No me lo cogerá.

¿Por qué racionalizamos todo tanto? ¿No sería mejor actuar según nos parece, no pensar todo tanto? Perdemos mucho tiempo pensando, pensando que sería lo mejor, que pasaría si… Y, por culpa de eso... muchas veces no damos el paso.


No digo que haya que actuar sin pensar. Pero tampoco hay que pensar sin actuar.

jueves, 2 de abril de 2009

Demasiado sociables.

Hay una verdad como un templo. Cuando no tienes pareja, todas las personas que te gustan no te van a hacer ni caso. Eso sí, cuando estás saliendo con alguien, toda esa gente que pasaba de ti, misteriosamente, empezará a hacerte caso.

¿Tiene algo que ver con la Ley de Murphy?

Parece ser que debemos tener una especie de chip incorporado, que, cuando tenemos pareja, atraemos a todas aquellas personas que no atraíamos. ¿Tendrá algo que ver, mejor dicho, con ese sentimiento tan humano de que, cuánto más difícil es algo de conseguir, más lo intentamos?

Nos gustan las complicaciones. Aunque también hay otra respuesta: hay gente que simplemente vuelve para joder (como también hay personas que siempre vuelven en el momento oportuno).

O será porque nos cansamos muy rápido de la gente. De hecho, hay una ley no escrita que diría más o menos lo siguiente:

Lo mejor es la anticipación, todo lo que precede a que algo suceda.

Esto vendría a decir: lo que más disfrutamos es la parte del llamado “cortejo” (lo siento, pero no encuentro otra palabra, por muy clásica y cursi que sea la que utilicé). Una vez que termina (hablando claro, nos liamos con esa persona), normalmente perdemos el interés. Puede que no inmediatamente, pero, como mucho, puede pasar una semana. La gente se cansa muy rápido de los demás. Una vez resuelto el “misterio”, buscamos otro en seguida.


¿Tendrá algo que ver, entonces, con evitar la tan temida rutina? ¿O simplemente es así de simple, nos cansamos rápido de la gente, somos “demasiado sociables”?

miércoles, 1 de abril de 2009

La carretera.

Llueve y está mojada la carretera.


Llevo todo el día dando vueltas. De hecho, salí dos horas antes de casa. ¿Para qué? Para esperar. Si él supiera…


No le he visto en todo el día. No vino a clase. Se quedó en casa durmiendo. No viene a la fiesta de esta noche. Por eso he salido antes. A ver, si con suerte, sale antes de trabajar y podemos vernos un rato.


Hoy me siento vacío por dentro. Me siento triste y no sé porqué. No tenemos nada. Realmente, le acabo de conocer. Pero sé que esta noche no pasaré la fiesta de la misma forma. Si estuviera, sería otra cosa, pero no va a venir. Y, seguramente, dentro de una hora, le llamaré, y no lo cogerá. Y habré salido de casa dos horas antes para nada.

No me apetece ir a la fiesta. Me apetece quedarme en casa, esperando a que se conecte y podamos hablar, aunque sea un rato. Y mañana me voy de viaje. Él se queda aquí. ¿Por qué siento como si fuera la última oportunidad? Le acabo de conocer.


Muchas veces, hacemos tonterías simplemente por una persona que apenas conocemos.


¿Realmente una persona puede influir en nuestro comportamiento, nada más haberle conocido? ¿Podemos estar tristes cuando deberíamos estar pasándonoslo bien, simplemente porque la persona que nos gusta no está? ¿Somos tan esclavos de nuestras emociones?

martes, 31 de marzo de 2009

Te quiero.

Lo bueno ya no se lleva.

Que estén encima de uno no gusta. Que te lo den todo hecho cansa. Ahora nos gusta que “nos den caña”. Una relación sino se convierte en aburrida.


¿Por qué nos atraen tanto las personas que nos convienen tan poco? Es que hoy en día ese es el truco: cuanto más pases de una persona, más le acabas atrayendo. Aunque cuando tú lo intentas, no funciona. Hay gente que ya viene preparada así genéticamente, y son los que más atraen.

Ayer quedé con él y me dio plantón. No volveré a llamarle.
Eso dijiste la última vez.




¿Se ha perdido el romanticismo? Ahora se dice TQM, Teqiero, Tekiero, TKM… por sms, por Messenger… el “te quiero” ha perdido toda su esencia. Está desvirtuado. Nadie lo dice ya a la cara. Da como vergüenza, queda como cursi, ¿no?


Es una pena. Aunque tampoco quiero decir que deba decirse te quiero a todas horas. De hecho, mucha gente lo dice sin siquiera sentirlo. Porque... ¿qué responder cuando te dicen te quiero si no sientes lo mismo? ¿Y cómo sabes cuándo quieres realmente a una persona?



¿Se ha perdido el romanticisimo porque ya no estamos seguros de si queremos a alguien? ¿O es un mecanismo, una evolución, para evitar que nos hagan daño?

lunes, 30 de marzo de 2009

Amigos de fiesta.

Hay dos tipos de amigo. Bueno, realmente hay muchos más, pero yo los diferencio en dos:

- Amigos amigos.
- Amigos de fiesta.


Solemos confundir a ambos. Los amigos amigos son los que te aguantan tus manías, tus tonterías, y la primera de cambio, te pueden poner firme.

Los amigos de fiesta son aquellas personas que crees que te conocen mejor que tú mismo sólo por el hecho de haber compartido dos copas con ellos. Pero olvídalo. Al día siguiente, si te hablan, es para preguntarte:

¿Saldrás el sábado que viene?
Menuda noche ayer.


¿Realmente todos necesitamos “amigos de fiesta”? Siempre hay que tener alguno, ¿no? Pero cuidado, no pienses que son tus verdaderos amigos, porque entonces vamos mal.

Como los amigos de fotolog (aunque ahora ya no). Por el hecho de firmarte ya creías que eran tus amigos, pero nada más lejos de la realidad. Ellos tenían su vida. Tú, la tuya.


¿Realmente diferenciamos a nuestros amigos? ¿Confundimos tipos de amistades? ¿Cómo sabemos quién “es” y quién “no es”?

domingo, 29 de marzo de 2009

Antes de que llegara, no nevaba nunca.

Supongo que si todos fuéramos como Edward, no diferenciaríamos el bien del mal. Aunque él, realmente, y en secreto, si lo diferenciase.

Lo diferente suele ser mirado con recelo, no gusta. Por eso existe el racismo, la homofobia… y tantos otros prejuicios tontos.

He hecho algo mal.
Pues hasta la vista.



Hoy en día, hacer 1000 cosas buenas no es suficiente… si haces una mala. Los errores siempre son recordados más que lo que hacemos bien.

¿Por qué puedo haber sido el mejor novio del mundo que, si cometo un error, ese error anulará todo lo anterior? ¿Por qué lo malo siempre prevalece sobre lo bueno?
Tampoco quiero generalizar. No sé si sería capaz o no de perdonar una infidelidad (puedo decir que sí, pero hablaría sin conocimiento de causa). Pero no sólo me refiero a eso.


Le hice una fiesta sorpresa por su cumpleaños, reuniéndole con viejos amigos que creía ya perdidos.

Le regalé lo que más quería.

Siempre me acordé de preguntarle por sus cosas.

Si estaba mal, le llamaba. Si estaba bien, también.

Le acompañé al médico aquel día que se torció la muñeca.

Le defendí delante de toda esa gente.

Le escuché.


¿Y por qué te dejó?

Le mentí.

¿Nos persiguen nuestros errores hasta el final? ¿No hay forma de enmendarlos? ¿Se convierten los errores en excusas perfectas para que dejar o que nos dejen?

Algunas veces, aún bailo bajo la nieve...

sábado, 28 de marzo de 2009

Gris.

La gente es falsa. Punto.

La gente sigue modas para sentirse aceptada. Punto, punto.


Si alguien dice: Oh, mira que flipados, cierran el tablón de firmas para hacerse los guays. Créeme, esa persona acabará cerrando el tablón de firmas.

No puedes fiarte de lo que dice la gente. Unos dicen algo estando contigo, pero cambian el discurso completamente estando con otra persona.
Aunque tampoco digo que lo bueno sea decir siempre la verdad. La verdad duele. La mentira más. Por eso, lo mejor es optar por una verdad versionada, relativa. La gente suele moverse en términos absolutos.


Yo digo las cosas a la cara.
(Ése es el primero que no te dirá las cosas a la cara)

Prefiero cortar toda relación…


¿No es mejor moverse en términos relativos? ¿No ser tan absolutistas con todo?
¿Deberíamos dejar de movernos en “blanco” y “negro” y pasarnos al GRIS?

viernes, 27 de marzo de 2009

¿Darlo todo?

Hoy en día no sirve darle toda tu vida a una persona.

Espera, empecemos de otra forma. Nunca debes darle toda tu vida a una persona. Porque es como darle una pistola a un niño de 5 años. Créeme que disparará, aunque pienses que no sabrá cómo.

De hecho, hay gente que incluso puede pensar que darles todo es una injusticia. Me explicaré.


Yo no te he dado ni la mitad de lo que me has dado. Te dejo porque lo veo injusto por mi parte.


¿Perdona? ¿Qué ves injusto qué? ¿No eres capaz de dar tú un poco, de poner un poco de tu parte?

Esta reflexión se une con otra: la gente es muy vaga. Nos gusta que nos den todo hecho. Y no tener que hacer nosotros nada. Es así. Que nos propongan los planes para no tener que pensarlos nosotros, que nos llamen para no tener que llamar nosotros… claro que así la vida es mucho más cómoda.

Joder, pero yo también quiero vivir esa vida.


Le di todo y me dejó. Ahora no tengo nada.

Haberte quedado algo para ti. Ése es el truco.

jueves, 26 de marzo de 2009

Obsesión.

¿Existe el amor a primera vista?
Sí.

¿Es posible enamorarse de alguien sólo por una fotografía?
No, realmente no.

Obsesión.

Obsesión es no dejar de mirar el Messenger por si esa persona se conecta.

Obsesión es intentar coincidir con esa persona porque necesitas verla.

Obsesión es sonreír cada vez que te manda un mensaje o te llama.

Obsesión es ir hacia donde esa persona va a estar para intentar veros.

Obsesión es agregarle en todas las redes sociales posibles.

Obsesión es hacer cosas por esa persona.

Obsesión es intentar ayudarle aunque no le conozcas de más de una semana.






Obsesión. Que palabra más fea.
¿Realmente todo eso tiene que llamarse obsesión?

miércoles, 25 de marzo de 2009

Sólo es mi amigo.

No me gusta.




Y un cuerno. Una de las peores cosas que te pueden pasar es enamorarte de tu mejor amigo. Sí. Eso sí, hablamos de cuando es un amor no correspondido (no somos ni Chandler ni Monica ni vivimos en la serie FRIENDS).

Sólo es mi amigo.

Saber que la otra persona no siente nada, y que tienes que seguir conviviendo con ella, porque es tu mejor amigo.


- Tengo un problema, estoy enamorado de mi mejor amigo.
- Uf, pues suerte y ánimo.


Lo malo es darte cuenta de que, si no consigues que la otra persona sienta lo mismo por ti, esa relación acabará por terminar. Porque tarde o temprano, se dará cuenta, lo sabrá, y empezarán los desplantes, la incomodidad…


No te puede llamar, he estado muy ocupado.
Lo siento, hoy no me apetece quedar.



Nadie sabe llevar una situación así. Si se enamoran de ti y no sientes lo mismo. Sinceramente, viéndolo desde los dos lados, es una auténtica putada.

martes, 24 de marzo de 2009

Bola de nieve.

No me apetece discutir.

A mí tampoco. Pero es lo que hay. La gente se piensa que a uno le gusta discutir. Pero no es así. Las cosas se hablan. Pero sobretodo, se hablan en cuanto suceden. Lo peor que puede haber es dejarlo pasar. Los enfados sin aclarar son como una bola de nieve: empiezan muy pequeños y según va pasando el tiempo, se van haciendo cada vez
más y más grandes.


¿Qué ocurre? Que cuando hay uno nuevo, se sacan cosas que no tienen nada que ver, incluso de hace meses, porque en su momento no se habló.


Prefiero pasar.


Muchas personas, cuando hay un problema, prefieren pasar. Pero no se dan cuenta que es como inmolarse. Simplemente no se puede “dejar pasar”. Las cosas hay que hablarlas, sea un enfado tonto o algo mayor. A nadie le gusta discutir. Pero ninguna relación aguanta sin una discusión.


Mucha gente lo hace por temor al enfado con la otra persona (amigo, amante, pareja). Pues que piensen en esto:



**Sólo tienes verdadera confianza con una persona cuando eres capaz de enfadarte con ella**

lunes, 23 de marzo de 2009

A mí también.

¿Cuántas veces os habéis quedado con cosas que decir? ¿Cuántas veces una persona os lo ha hecho pasar mal y no habéis podido decirle todo lo que sentíais?


A mí me ha pasado.

A mí también.



Yo soy de los que corta toda relación para que no puedan decirme lo que sienten.

Yo no pude decirle a mi ex que era un cobarde por dejarme por email.

Yo no pude decirle a mi mejor amigo que no sentía que fuera mi mejor amigo.

Yo me quedé sin decirle a mi amiga lo poco que me escuchó cuando lo necesitaba.

¿Os ha pasado? Querer decirle a esa persona tantas cosas y quedarte con ellas porque la relación se rompe.

Yo me quedé sin decirle que fue lo mejor que me pasó en la vida.

Yo me quedé sin decirle que gracias a él, tuve alguien en quien apoyarme.




Tantas cosas que quedan por decir. No me gusta quedarme con eso dentro.
Necesitamos seguir adelante. Y muchas veces, eso nos lo impide.

domingo, 22 de marzo de 2009

Eres un pesado.


Eres un pesado.



¿Hay que cambiar por la persona a la que quieres, sea amigo o pareja? A mí nunca me ha valido eso de: “Es que soy así”. No. Eres así porque eres un vago, y no quieres cambiar esa cosa que tanto molesta o ese hábito que tanto fastidia.
Es la excusa perfecta. Cuando echas la bronca a alguien: “es que soy así”. “Déjale, es que es así”.


Eres un pesado.


Yo he cambiado muchas veces partes de mi forma de ser por un amigo, o por alguien que me importaba. Pero la gente no es así. La gente no cambia. Porque la gente es muy vaga y muy cómoda.


Eres un pesado.


¿Qué menos que estar pendiente de tu novio o de tu amigo? Odio que no contesten a un mensaje. Odio cuando ven 5 llamadas perdidas en su móvil y no son capaces de devolver la llamada. Pero, por encima de todo, odio esta frase: “Es que he estado muy ocupado”.


No, es que me preocupo.

sábado, 21 de marzo de 2009

Mentiras

Dicen que te puedes encontrar 100 oportunidades a lo largo de un día de hacer un acto malo, y sólo 1 oportunidad de hacer un acto bueno. Normalmente, elegimos el malo. Ahí incluímos el mentir.


El mundo se mueve por mentiras.

¡Dios, no tenemos nada que ver! Me han mentido muchas veces y lo bonito es saber que el mundo NO se mueve así. ¿Qué personas que no tienen que estar cerca de ti sí lo hacen? Vale, pero mientras tú seas honesto y te rodees de gente que lo sea… olvídate de eso que dices del mundo.


Pero yo es que no baso mi vida en el mundo. Yo la baso en mí y en los que me rodean. Mi mundo ya no se basa en eso. Y eso es lo bonito. Saber que una parte de ese mundo que se mueve por mentiras, no se mueve por mentiras. Y esa parte es MI MUNDO. Cómo me alegro de saber que el tuyo tampoco.





Ya hay dos partes de ese mundo que se mueve por mentiras, que no se mueven por mentiras.

viernes, 20 de marzo de 2009

Alivio de conciencia

Realmente, a la gente le importa una mierda lo que nos pasa. De hecho, la gran mayoría de personas simplemente se interesa por aliviar su conciencia. Sí, eso he dicho. Alivian su conciencia pensando que se preocupan por lo que les pasa a los demás. Pero no es así. Es un acto egoísta, un acto calculado.


Ya no nos interesa como está el de enfrente, a no ser que lo que le pase nos influya directamente.

Emails

Sí, la gente deja a sus novio/as por email. Y esto es así, tan cierto como que David Lynch es un enano encubierto. ¿Hasta este punto hemos llegado? Que si a la cara es más difícil, que si en persona no se acaban diciendo todas las cosas que se quieren decir… ¿y? Yo quiero ver la cara al que me deje cuando me deje. Quiero oír sus razones, no leerlas en una pantalla. Porque cuando alguien dice unas razones en voz alta, suenan de una forma totalmente diferente a cuando se escriben en un teclado.

Sobre todo, porque por email no te contestan al momento, no ves la cara de la otra persona, su mirada, sus gestos, no oyes sus palabras, sus respuestas... es algo vacío de sentimientos, por muy poético y bonito que sea lo que se escriba.

Ya sólo por el hecho de que haya habido algo entre los dos, ¿por qué, en ese momento, esa persona no tiene las narices de echarle h***** al asunto, plantarse y decirle: aquí estoy, tenemos que hablar? La gente se ha vuelto cobarde. Es un asco, pero es así, tan cierto como que todo es relativo.

jueves, 19 de marzo de 2009

Dextrocardia

La dextrocardia es una enfermedad cardíaca de origen genético: el corazón se ubica en el lado derecho.

El corazón en el lado derecho.... ¿puede afectar eso al comportamiento... a la personalidad de alguien? Históricamente, la zona izquierda siempre ha sido la mala (por eso se llamaban 'diestra' y 'siniestra'). ¿Nadie reparó en que el corazón estaba en ese lado maldito?

El corazón está muriendo. Empezó su muerte cuando nació internet (y los móviles).
Nadie debería ser dejado por un email, o por un SMS... y ahora, hoy en día, es la forma más común. La gente ya no es valiente. Nos hemos vuelto cobardes. Por internet podemos ser graciosos, valientes, simpáticos, sentimentales... pero cara a cara, en el cuerpo a cuerpo, nos movemos de pena.

¿Será por que hemos nacido con el corazón en el lugar equivocado? ¿Influye eso en nuestras decisiones? ¿Influye en nuestra forma de querer, de amar, de ver la vida?

Yo nací con el corazón en el lado izquierdo (o eso creo, nunca me lo he visto). Me gustaría cambiarlo al otro lado, a ver si las cosas sucedían de otra manera.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Dextrocardia is a genetic cardiac disease: the heart is situated on the right side.
The heart on the right side...can it affect someone's behavior....personality? Historically, the left side has been considered the bad one ( that's why in Spanish diestra means right and siniestra means both left, and sinister). Nobody noticed that the heart was on this cursed side?

The heart is dying. It started dying when the Internet (and cell phones) was born.
Nobody should by dumped in an email, text message...and these days, this is the most common way. People are not brave anymore. We've become cowards. On the Internet we can be funny, brave, friendly, sentimental...but face to face we are driven by shame.

Can it be due to the fact that we were born with the heart on the wrong side?
Does it influence our decisions?
Does it influence the way we like, love, see life?

I was born with the heart on the left side ( at least that's what I think, I have never seen it). I would like to change the side, to see if things would happen in a different way.