lunes, 20 de abril de 2009

Amigos hasta en el infierno.




La gente vuelve.


Cuando pasa el tiempo, las heridas se cierran, y gente que en un pasado te hizo daño, está claro que volverá a tu vida de una forma o de otra.

El caso es... ¿cómo comportarnos cuándo eso ocurre? ¿La gente olvida tan fácilmente? ¿Deberíamos nosotros olvidar tan fácilmente? Porque es algo que suele pasar:

Me hizo mucho daño, ¿por qué soy simpático y vuelvo a hablar con él?



¿Alguien tiene respuesta para eso? ¿Qué sentido tiene? Siempre se ha dicho que hay que tener amigos hasta en el infierno... ¿no se supone que buscamos el cielo? ¿Para qué tener amigos en el infierno entonces si pretendemos no llegar allí?


O a lo mejor, ya hemos estado en él y preferimos no volver. Lo malo es cuando nos gusta. Porque hay relaciones que te consumen, de esas que acaban contigo aunque sean muy breves en el tiempo. Son relaciones dañinas, agotadoras, angustiosas, difíciles... pero son las que más recordamos.

Y estamos con lo de siempre. ¿Por qué siempre recordamos más lo malo que lo bueno?

5 comentarios:

  1. Eso siempre pasa, aunque con el esfuerzo de la persona y el coraje es decisión de si haceros amigos hasta el infierno haya o no haya hecho daño

    Lo que tengo muy claro, es que si aquella persona me hace tanto daño no le volvería a hablar (exceptuando si ha habido una temporada de que fue unas de las mejores a lo largo de tú vida) entonces ya es otra cosa

    (¿podemos saber con quién has vuelto a ser simpático?)

    ResponderEliminar
  2. De todo eso, el tiempo tiene la culpa. Eso creo que nos ha pasado a muchos. Yo he tenido gente que me ha hecho mucho daño, y ahora tengo buen rollo con ellos. Ten en cuenta que si te han echo sufrir es porque era gente que te importaba, entonces, una vez que conseguimos ver todo con mayor frialdad, nos quedamos con lo bueno (despues de haber pasado por la fase de ver solo lo malo, llega en la que también vemos lo bueno).

    Por cierto, muy guapo.

    ;-P

    ResponderEliminar
  3. Y vas viendo como la gente que formó parte de tu vida ahora se entromete en ella...

    Y vas viendo como siguen tus pasos y hacen lo mismo que tú...

    Y vas viendo la hipocresía que entre ellos reina...

    Y sonries....

    Y te das cuenta de que son cosas de niños, juegos estupidos de los que ya se cansarán...

    Y te das cuenta de que ya no te importan como antes, son pasado, y tu presente y futuro está repleto de diamantes, termometros, promesas de la moda, diablos publicistas y locos...

    Y vuelves a sonreir y piensas lo estupido que has sido al lamentarte por perder gente que no merece la pena...

    ResponderEliminar
  4. Igual esa gente se equivocó contigo y fue de las peores cosas que pudo hacer porque ahora no te tiene...o muy muy en el fondo sí?tú y sólo tú tienes la respuesta y en tu mano está que ese alguien vuelva a formar parte en tu vida aunque sea una mínima parte, que si fue importante y ha vuelto, por qué no podría volver a serlo y quién sabe, esta vez ya no habría más errores, ni daños, ni secretos, ni nada, todo como antes pero mucho mejor.
    Tú decides.

    ResponderEliminar
  5. Como dice CientoUno si te han hecho sufrir es porque te importaban, así que si se arrepienten siempre hay que dar segundsa oportunidades. Estamos en una epoca de crecimiento personal y no todo el mundo lo hace al mismo ritmo

    ResponderEliminar