miércoles, 22 de abril de 2009

Las palabras... no sirven de nada.

No me gusta que la gente se haga la víctima.

Ni me gusta que, cuando se les está echando la bronca, empiecen a escudarse en otras cosas.

Ni que te prometan algo y luego no lo cumplan.


Vayamos por partes. Hay gente que se hace la víctima. Y mucho además. Siempre lo suyo es peor que lo del resto de la humanidad. Si te duele una pierna, a ellos les duelen las dos. Si a ti te ha ido mal el examen, a ellos mucho peor.
Y muchas veces suelen escudarse en eso.

Joder, llevo una hora hablándote y pasas de mí.

Estoy mal, ¿vale? Es que me duele la cabeza…

¡Pero si veo como hablas con todo el mundo menos conmigo!

No entiendo esas actitudes, la verdad. Como que te prometan algo que luego saben que no van a cumplir.


Vamos a recuperar nuestra amistad.


Y en eso se queda, en palabras. Las palabras... no sirven de nada. Siento decirlo. Sobretodo yo, que me valgo de ellas. Pero lo que de verdad importa, y lo que de verdad demuestra, son los hechos. Puedes sentir mucho algo, que por muchos “lo siento” que digas, hasta que no demuestres que lo sientes de verdad, no valdrá de nada.


¿Tan fácil es decir “lo siento” como “te quiero” que ya han perdido todo su significado? ¿No deberíamos de dejar de decirlo y empezar a QUERER o a SENTIRLO de verdad?

2 comentarios:

  1. Qué fácil es sentirse identificado con lo que dices. Yo creo que esta vida es un "todo pasa y un todo queda". Qué típicos son los arrebatos de celos, qué típicos decir cosas para contentar a la gente sin sentirlas, mientras otros sufren queriendo pensar que eso es sincero. Qué fácil es que te mientan para descubrir por tu propio pie que todo era mentira. Triste, pero cierto... ahora la moda es no sentir. Y en el montón quedan (o quedamos) los que confiamos en algo sincero, algo que a veces parece una irrealidad. Gracias por esta entrada, la primera que leo, pero la que mejor me define en este momento. ¿Qué sería del hombre si no se sirviera, al menos, de las PALABRAS SINCERAS? Prometo seguirte. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es muy fácil mentir a la persona y luego se va al carajo cuando te has dado cuenta de que todo era mentira y duele mucho, pero demasiado porque me han considerado tonto y eso jode y como buena persona, hacer como si no hubiera pasado nada

    Lo que tenemos que pensar con el corazón es que por ilusión que haya personas sinceras (las que más importan) en el mundo aunque parezca que no

    PD: Cada me vez enamoras más cuando escribes así, ains!

    ResponderEliminar