lunes, 18 de mayo de 2009

La vida es como una masturbación.

Sé que no puedo hacer desaparecer de tu vida lo malo, no puedo;

pero cuando vuelva a aparecer, estaré a tu lado.



Lo malo siempre vuelve a aparecer. Y siempre necesitaremos a alguien a nuestro lado con quien poder hablar, con el que poder desahogarnos y admitir nuestros errores.


Lo difícil es encontrar a esa persona que te escucha cuando tienes un problema. Siempre se ha dicho que los amigos son los que están en los malos momentos. ¿Y si cuando atravesamos un mal momento, no queremos hacer partícipe a nadie? ¿Nuestros amigos ya no están dentro de lo considerado como "buenos amigos"?

La verdad, es una frase que siempre me ha parecido injusta. También necesitamos en la vida amigos en lo bueno. Un amigo (o una pareja) no puede hacer que las cosas malas desaparezcan de nuestra vida, pero puede hacerlas más llevaderas. Pero claro, siempre tiene que haber una reciprocidad.

Sólo daba yo. Una relación es cosa de dos personas.

Si una persona no quiere, por mucho que quiera la otra parte, esa relación está abocada al fracaso. El ser humano es dependiente por naturaleza, y por mucho que queramos estar solos en mil batallas y hacernos los independientes, necesitamos a los demás para completarnos.


La vida es como una masturbación: cuando solo participa uno, puede ser divertido; pero es mucho más placentero cuando participan dos.

1 comentario:

  1. me han encantado las primeras frases, a seguir bien

    ResponderEliminar