domingo, 3 de mayo de 2009

Sexo, verdades y amistad.

Está visto que decir las cosas a la gente no siempre funciona.

Porque si estás enfadado con alguien, y se lo dices, muchas veces esa persona es la que acaba enfadándose contigo (recordad la teoría de la gente que da la vuelta a la tortilla con precisión, vamos, que ni Ferrán Adriá).

Decir a alguien algo suyo que te molesta, casi nunca sale bien (es como mezclar amigos con dinero). Normalmente, nos lo solemos tomar como algo personal, como un ataque directo, cuando en realidad no lo es, ya que mucha gente lo dice para mejorar la relación.


La gente puede estar semanas sin hablarte y luego volver tan normal. Es algo que soy incapaz de conseguir. Pero parece ser que a muchas personas les es sumamente fácil. Yo necesito saber de los demás, no todos los días, pero una conversación cada un par de días lo veo lo más lógico y normal.

Nos hemos vuelto fríos, calculadores y reacios a trabajarnos las relaciones (incluyendo las amistades).


¿No deberíamos intentar conservar las amistades que es lo que realmente va a estar ahí?


Es como el problema de siempre: sexo y amistad suelen ir reñidos. Como el dinero. Muchas veces, liarse con un amigo puede acarrear todo tipo de problemas, sobretodo si es sexo sin compromiso.

¿Podéis nombrar alguno? Yo unos cuantos.

1 comentario:

  1. ¡Hay una lista interminable de ese tema!

    "Yo necesito saber de los demás, no todos los días, pero una conversación cada un par de días lo veo lo más lógico y normal"

    Si te aburre el msn asqueroso y no me hablas :P

    Ciertas palabras :) (L)

    ResponderEliminar