lunes, 4 de mayo de 2009

Todos somos tontos.

Todos somos tontos. No sólo la gente.

Hay que dejar de echar la culpa a los demás, porque una vez que se tienen muchos problemas con mucha gente... ¿hay que empezar a pensar que el fallo es de uno mismo? ¿Cuál es el límite para dejar de pensar que el fallo es la gente?

Está visto que no funciona ser uno mismo. Pero tampoco funciona ser como quieren los demás que seas.

¿Debemos buscar un equilibrio entra las dos cosas, ser nosotros mismos pero no durante todo el tiempo?

Porque ser uno mismo es una variante del egocentrismo. Si eres un asesino psicópata, ¿vas a ser tú mismo? Es un ejemplo algo exagerado pero sirve: nunca hay que ser uno mismo 100%.

Realmente lo que debemos hacer es buscar un punto medio y sobrevivir como buenamente podamos. Recordemos que la gente sólo recuerda lo malo así que... ¿tiene sentido estar esforzándose continuamente cuando la gente que no lo hace tiene tanto "éxito"?
¿Hemos buscado el camino equivocado, ahora que ya lo bueno no se lleva?

2 comentarios:

  1. Tenemos que echar la culpa a los demas para librarnos y sentirnos mejor (aunque queda feo)

    Todos intentamos ser el 100% de lo que somos

    ResponderEliminar
  2. Uy... muy negativo este post, no? yo creo que la gente también recuerda lo bueno, incluso que al final se va olvidando de lo malo y prefiere quedarse con lo bueno, cosas de la superviviencia... No sé...

    Un abrazo,
    Esmoquin room
    http://blogs.menstyle.es/esmoquinroom

    ResponderEliminar