miércoles, 9 de diciembre de 2009

Mal del mundo.

No me digas guapo, porque pienso que quieres ligar conmigo y me frena, ¿sabes?

Vale, te llamaré feo a partir de ahora.


Todos somos egocéntricos de por sí. Si no, ya sabéis que no existirían blogs, fotologs y demás... ¿no? Queremos que nos vean y que nos reconozcan lo guapos que somos (En el caso del fotolog). Pero ese egocentrismo hay veces que acaba mal. Y pensamos que todos están hablando de nosotros cuando hablan, o que todo el mundo está pendiente de lo que hacemos.

Y que triste es cuando te das cuenta de que no es así y realmente estás solo.


Pero hay que saber diferenciar. Realmente, la gente importante la puedes contar con los dedos de una mano (la verdaderamente importante). Y los demás, bueno... ahí están.

Las redes sociales dan falsa imagen, falsas esperanzas. De hecho, todo es falso en ellas. Es muy difícil hacer un buen amigo a través de este tipo de cosas.... pero, a veces, encuentras a gente. Y esa gente merece la pena. Hay que saber buscar también, ¿no?


El mal del mundo es arrimarse a la gente que no te conviene.

1 comentario:

  1. Juan, viene mucho a cuento tu entrada con una conversación que he tenido esta mañana. yo creo que las redes sociales dan la posibilidad de ser ese super ego que queremos ser, alter ego. esa persona a la que aspiramos. lo unico que hacemos es ponerle cara, el resto lo hace nuestra creatividad para crear una personalidad. sí, es falso. ¿pero acaso no es onírico?

    ResponderEliminar