domingo, 24 de enero de 2010

¿Cerrar la boca?

Siempre he defendido que, cuando te enfadas con alguien, hay que decirlo, para que luego ese enfado no se vaya haciendo más y más grande cada vez.

Vale, muy bien. Pero... ¿y si hay veces que es mejor guardarlo?

Te has enfadado con alguien a quien quieres mucho. Entiendes su postura, pero, aún así, te enfadas. Vayamos por parte entonces:

1. Es una persona que te importa.

2. Entiendes la forma en la que se comporta contigo.

3. Aún así, te enfadas.

=

¿Debes decirle por qué estás enfadado? ¿O guardártelo y seguir como antes? Bueno, es una situación complicada pero yo apuesto por la segunda opción.

Hay veces que es mejor cerrar la boca y abrir el corazón que abrir la boca y romperlo.

4 comentarios:

  1. Sin afilador, digo, que no entiendo demasiado bien esa segunda opción. Lo entiendes, ¿y qué pasa entonces?

    Hace no mucho tiempo pensaba, yo mismo, conmigo mismo, sobre eso, sobre en qué lugar te deja el "entender/comprender" a quien te hace daño, intencionado o no... No sé, quizás uno se cansa de entender ciertas cosas y se aleja; incluso aunque permanece ahí, se aleja

    ResponderEliminar
  2. Yo he vivido algo así estos días. Pero ya he cerrado la boca en muchas ocasiones, y abrirla no va a empeorar las cosas, porque no pueden ser PEOR. No he conseguido nada, pero al menos el mensaje ha llegado... Bye

    ResponderEliminar
  3. El corazón por delante. Es bonito.

    ;-P

    ResponderEliminar
  4. Yo la primera opción y lo sabes, porque te aprecio un montón ;)

    ResponderEliminar