viernes, 19 de febrero de 2010

Mr. Rencor

Todos somos rencorosos.

Siempre recordamos algo que nos han hecho. Siempre. Pero es que el rencor no tiene porqué ser siempre malo. Te ayuda a saber lo que te han hecho. Te hace ser desconfiado, seguramente. Pero tampoco es bueno ser súperconfiado, ¿no?

Pero que me llamen rencoroso cuando no lo soy es algo que me repatea sobremanera. Si perdonas lo imperdonable, si olvidas lo inolvidable, ¿cómo pueden llamarte rencoroso?

Hay gente muy mal acostumbrada, que siempre espera que los demás hagan lo que ellos quieren, y si no... se enfadan. Vale, me parece muy bien. Pero, si te dijeran algo... ¿qué versión creerías, la de una persona que te ha hecho mucho daño o la de un amigo? La respuesta es fácil, ¿no?

Bueno, está siendo una entrada demasiado personal. Pero lo digo bien alto.

SOY RENCOROSO CUANDO TENGO QUE SERLO, Y HAY VECES QUE TENIENDO QUE SERLO, NO LO SOY.

1 comentario:

  1. un amigo me pregunto hace poco , raquel, ¿tú crees que deberías haberte enfadado conmigo? y le conteste, sí, pero aquí estoy.
    y para que te pregunten eso, creeme, que tras algun año que otro, es porque me hizo bastante daño.
    pero ya ves,
    a veces, se nos dá por olvidarnos de todo.
    y soy de esas personas que dicen "todo para adentro" y las lágrimas, para fuera pero en privado.
    vamos, perdono demasiado.

    ResponderEliminar