lunes, 19 de julio de 2010

Noche.

Joder, tío, estoy super deprimido... no sé qué hacer, estoy desesperado.

Pero... ¿qué te pasa?

No me ha contestado al mensaje que le envíe.

¿Hace cuánto?

¡Hace 5 minutos ya!


Hay momentos que cosas tan simples o pequeñas como que no nos contesten a un mensaje, nos parecen un mundo. O que la persona que nos gusta no nos haga caso, que se vaya de viaje... Incluso que nos vayan a echar la bronca por algo.

Pero luego con el tiempo lo vemos como una tontería, como una pequeñez (y "con el tiempo" me refiero al día siguiente, o a los dos siguientes). Yo comparo esto a lo mismo que nos pasa por la noche. ¿Nunca os habéis fijado que por la noche todo parece más trascendental y más importante que durante el resto del día?

La mañana siguiente siempre piensas:

¿Cómo pude decir eso?

¿Cómo pude hacer eso?

¿Cómo pude pensar eso?



¿Damos demasiada importancia a cosas que realmente no deberían tenerla, obviando otras que sí deberían preocuparnos más? ¿O son esas cosas que tanto nos quitan el sueño las verdaderamente importantes, las llamadas "pequeñas cosas"?

2 comentarios:

  1. Por la noche todo es otra cosa, te lo digo yo, que estoy a punto de cortarme los dedos para no poder usar el movil. Lo peor de estar triste/borracho y que sea de noche, es tener un movil con bateria... Y luego al dia siguiente, por supuesto te arrepientes.
    Bye bye

    ResponderEliminar
  2. Eso pasa a menudo a los móviladictos como yo. Y te entiendo perfectamente. Me alegra mucho que haya vuelto las actualizaciones de Dextrocardicado.

    :D

    ResponderEliminar