viernes, 19 de noviembre de 2010

ÉL y tú

Es duro leer algunas cosas cuando ya ha pasado tanto tiempo.

Esas cosas que, en el momento, las leiste sin saber leer "entre lineas". No viste ese "viejos amigos" ni todo lo que ello conllevaba.
Tampoco viste la diferencia entre una persona que era "ÉL" y otro que se limitaba a ser "el chico sonrisa que le acompañaba cuando estaba solo".

Y ver que, cuando tú lo pasabas tan mal, realmente sólo tú lo pasabas tan mal.

Es duro darse cuenta de cosas un tiempo después. Antes no eras consciente... y eso que dicen de: "lo verás dentro unos años y te reirás" es mentira, sucia mentira. Porque cuando pasan los años y lo ves... a lo mejor te das cuenta de lo gilipollas que fuiste. Y que en lo que creías no tenía nada que ver con la realidad.

Y si echas la vista mucho más atrás, te das cuenta que, si fuiste gilipollas y lo pasaste mal, fue por tu tendencia a perdonar y a intentar olvidar, a no guardar rencor.

Y eso precisamente es lo que te ayuda a convertirte en lo que eres hoy: una persona que puede perdonar, pero que no sabe olvidar, aunque lo desee con todas sus fuerzas.

DVMRMEDB

2 comentarios:

  1. Me rindo a tus pies con este texto. Será porque lo he sentido un poco mío también. Hacía tiempo que no te leía y hoy me doy cuenta del error que cometo por no serte más fiel.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, me alegro que te haya gustado, Uno.

    ResponderEliminar