sábado, 27 de noviembre de 2010

Sentirse culpable.

¿Debemos sentirnos culpables por algo que hemos hecho y pensábamos que debíamos hacer?

Como muchas veces he dicho, no todo es blanco o negro. De hecho, suele ser de un gris sutil y cuesta diferenciar. Y si hemos hecho algo de lo que estábamos seguros, adelante. Pero hay un problema. Nosotros lo podemos ver así pero la otra persona puede opinar totalmente diferente.

Y es lo jodido de las relaciones. La otra persona, normalmente, la dejada, es la que lo va a pasar peor, la que piensa que no es justo, que no hay derecho, que como puede haber pasado eso de un día para otro... Yo siempre defenderé que la persona que deja también tiene un papel complicado, porque no sólo tiene que pensar en él mismo, si no también en la otra persona.


¿Estás diciendo que el dejado es "egoista"?

No. Pero tampoco lo es el que deja.

Si has tenido una conexión con alguien, ha sido por algo. Esa conexión no se acaba de un día para otro. Simplemente, como la energía, se transforma. Y lo peor que hay son los días posteriores a una ruptura...

¿Está demasiado visto el "aunque lo hayamos dejado, vamos a ser amigos"? ¿O es imposible la amistad tras una ruptura?

1 comentario:

  1. La verdad es que como a mi solo me han dejado y nunca he dejado tampoco me parece correcto opinar, pues me falta un punto de vista por vivir. Y cuando he comenzada una relación ha sido con la seguridad que tiraría para adelante con ella y pensando que sería para toda la vida. Los contrarios parece ser que no pensaron lo mismo.

    Lo de la amistad tras la rupturo, todo depende de la relación habida, de las personas y del tiempo.

    ResponderEliminar