viernes, 4 de mayo de 2012

Sexo de madrugada

Para conocer de verdad a una persona, hay que acostarse con ella.

Las conversaciones que se tienen a las 4 de la mañana, después del sexo, son las más interesantes que puede haber. En ese momento se confiesan cosas, se hablan secretos, todos los sentimientos están a flor de piel.

Esto refuerza la teoría de las conversaciones nocturnas. Lo que por la noche tiene una importancia VITAL en nuestra vida, por la mañana se ve como algo ajeno e incluso intrascendente. ¿Por qué existe este cambio?

¿Somos las personas animales nocturnos o diurnos? Mejor aún, ¿el amor es nocturno o diurno?

No hay comentarios:

Publicar un comentario