jueves, 7 de junio de 2012

Dormir abrazados

Placeres de la vida

. Comer una hamburguesa sin temor a explotar el pantalón
. El primer baño del verano
. Rascarse una picadura de mosquito

. Recibir una respuesta inmediata en Whatsapp
. Estornudar
. Llorar al ver una película


Pero, por encima de todos, dormir acompañado.


Odio dormir con alguien. No me deja espacio.

Lógico. Tu cama es de 1,50 x 1,50. Cómprate una más grande.




¿Nuestra forma de dormir con alguien determina como somos en realidad? ¿Si dormimos abrazados somos cariñosos o dependientes? ¿Si dormimos separados somos bordes o inseguros? ¿Cómo dormimos con alguien es el nuevo horóscopo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario