lunes, 17 de diciembre de 2012

Vivir con ello

Odio el helado de vainilla.

¡Yo pensé que te gustaba! 

Me encanta el fútbol.

¿Desde cuándo?

Me acuesto con otro.

Podrías habértelo ahorrado...


Hay veces que es mejor "no saber". ¿Somos más felices no sabiendo la verdad? ¿Preferimos saber una infidelidad o, por el contrario, nos gusta seguir en la ignorancia?

He matado a mi novio.

¿Para qué me lo cuentas? ¡Ahora soy cómplice!


Los que cometen una infidelidad y no son capaces de vivir con ello, y confiesan, están pasando su cargo de conciencia a la persona que han engañado, ¿no? Ellos no pueden vivir con ello, pero TÚ te tienes que joder y vivir con ello.

¿Saber implica "vivir con ello"?


miércoles, 12 de diciembre de 2012

Mañana


David tiene un problema: claustrofobia. No puede entrar en un vagón de metro. Compra el ticket, baja las escaleras, espera en el andén y, justo antes de subir, se queda congelado y no es capaz de entrar. Sus amigos lo usan todos los días. Siempre le dicen que debe dejar su miedo atrás. "Te encantará, ya verás". "Pero no puedes bajar cuando quieres" pregunta. "¡Claro que sí! Y hay gente que se baja antes que tú, o que te acompaña hasta el final, hasta la última estación". Y David siempre se acuesta pensando lo mismo “Mañana subo, mañana lo hago”.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Relaciones laborales


Aún no he hecho nada con mi vida, a no ser que ir de relación desastrosa en relación desastrosa se cuente como trabajo a tiempo completo y pueda añadirlo a mi currículum profesional.

¿Podrían nuestras relaciones contar como vida laboral? Las cuidamos, empleamos tiempo y dinero, ganas y esfuerzo. Hay veces que nos dan pereza, en otros momentos las disfrutamos hasta las últimas consecuencias...

Sería lo perfecto. Cada pelea, cada quebradero de cabeza, se contara como hora extra, y luego se remunerara como tal. Tuviéramos nuestros días de fiesta y pudiéramos acostarnos con el jefe sin temor al despido...

Yo tendría un CV de la h*****

No estoy de acuerdo.

¿Por qué?

Pues simplemente porque una relación no es un TRABAJO.

lunes, 3 de diciembre de 2012

7.000 millones

Hemos roto.

Tranquilo. Hay muchos peces en el mar.

Pero a mí no me gusta el pescado.


En el mundo somos más de 7.000 millones.

¿Y si el número de personas en el planeta fuera impar? ¿No habría siempre una persona sola en el mundo, condenada a la soledad por no tener pareja, por ser el número impar, el último en llegar a clase cuando las parejas ya se han hecho?



Tranquilo. La cifra varía a cada segundo que pasa. Por eso, nuestra naturaleza nunca será estar solos. Estar mal acompañado ya es otro tema...